Las ventajas de tener a Guzmán y Damm

En general, las labores de un arquero son salir bien en los centros y evitar que te metan gol, por ahí tener un buen despeje y nada más. Es lo común. Mientras que las labores de un futbolista que trabaja por fuera, es decir por un costado del campo, son las de tener una buena posición para poner centros que los delanteros o el jugador de la banda contraria, puedan encontrar e intentar convertir en gol, pero en Tigres tenemos futbolistas particulares en esas posiciones.

Hacía tiempo que la institución felina de San Nicolás no tenía un arquero que trabajase tan bien, tanto en las atajadas, las salidas y que, incluso, supiera jugar lejos de la línea de gol y fuera del área. Con los respectivos errores que puede llegar a tener, claro, pero que se atreva a hacerlo y que, en base a esto, pueda funcionar la idea de juego de Ferretti.

Para hablar de Nahuel Guzmán y de su trabajo, debemos escuchar a una de las personas quien mejor lo conoce; Gerardo Martino.

En una entrevista que le hizo Fernando Niembro, en el predio de Newell´s Old Boys, Martino comentaba lo siguiente

(Desde 17:43 hasta 18:30):

Martino -Como se juega en el fútbol argentino, los dos centrales, y sobre todo como para juega Newell´s que saca los dos laterales a la vez, el líbero lo tenemos por delante con Villalba, con el volante central, y ellos tienen que estar en funciones de soltar uno, soltar otro, en función de a qué delantero le cae la pelota

Niembro -¿El arquero es líbero en ese momento?

Martino –Sí, el arquero tiene que estar acorde a la jugada

Niembro – Y querés un arquero que juegue bien con los pies

Martino – Sería bueno tenerlo, porque las salidas son más limpias. Nosotros por lo pronto tenemos con Guzmán y con Perata jugadores que saben jugar muy bien con los pies, lo que hay que hacer es incentivar esas situacione, para poder, en otra situación del equipo ya no de presión, sino de salida, tener salidas prolijas.

El entrenador-analista Felipe Araya realizó un video sobre las intervenciones destacadas de Nahuel Guzman y Jurgen Damm

La primera cosa para lo que sirve un arquero-líbero es para tener uno más en cuanto a la presión rival se refiera, y esto lo podemos notar en este compacto de Guzmán vs River.

Corta lances laterales hacia el centro con el pecho, sale a cubrir balones en lugar de reventarlos.

Para cuestiones ofensivas, Nahuel es también importante.

Toma el balón en la ofensiva del rival, encuentra el espacio en el centro de la cancha, obliga a un delantero rival a seguirlo por la espalda, y todavía pone un balón de gol para el atacante de Tigres.

Ahora, toca hablar de Jurguen Damm. Sabemos que llegó a Tigres en el reciente mercado de fichajes, pero hoy quiero escribir sobre sus labores de wing. Y primero, ¿qué es un wing?

Cito parte de un texto escrito por Sebastian Herrero ( http://www.futbolparatodos.com.ar/2013/04/25/conociendo-al-jugador-ideal-hoy-el-wing/ )

“Dícese del delantero que juega por las puntas. Es hábil, velóz y encarador. Maneja dos opciones para terminar la maniobra: sacarse la marca de encima y luego meter un centro para el nueve de área o tirar la diagonal para llegar a posición de gol. Es una especie en extinción”.

Para un wing como Damm es importante un delantero como Gignac, alguien que haga buenas recepciones de los lances que hagan desde el mediocentro y la defensa, y poder facilitarle el pase a Damm y que este, siempre perfillado hacia la portería rival, pueda controlar con la pierna más cercana a la banda y conducir hasta línea de fondo y, estando en esa zona, poder decidir.

Esto le da una profundidad importante a Tigres a partir del desborde y la velocidad, y resulta vital para cuando tienes a un extremo como Damm o Damián que cierran por la banda contraria, o delanteros como Gignac y Sobis que pueden buscar el remate o un rebote en linderos del área.

TWITTER: @edutorresr