Tigres UANL: Hagamos historia

Se llegó el día y se aproxima la hora, el momento que tanto hemos deseado desde aquella noche en la que Damián Álvarez de último minuto baño de gloria el Estadio Universitario y nos daba pie para comenzar a soñar con la grandeza del continente.

El camino no fue fácil, especialmente para los jugadores, el cansancio, la presión y, las lesiones fueron parte de su andar durante este año, donde cabe de recalcar, en su mayoría lo pasamos sin dos jugadores clave para el plantel y que hoy en día, están de pie para acompañarnos por la victoria.

Para el aficionado tampoco ha sido sencillo asimilar de golpe lo que se vivió durante estos meses que han sido de ensueño, la fase final de la Copa Libertadores nos ha dejado claro que lo más difícil apenas estaba por venir, Universitario de Sucre que supo hacer sufrir desde los primeros minutos, Emelec con tanto orden táctico e Internacional con la garra que distingue a los equipos brasileños, hoy la vida nos pone en el último paso del torneo ante un rival ya conocido y que seguramente, nos dará más problemas que en los duelos anteriores.

Si algo hay que dejar en claro, es que entre aficionados nos entendemos y nadie nos explicara lo que es sufrir por nuestro equipo pues en la historia del club hemos tenido caídas inesperadas y por ende dolorosas, y esta oportunidad de ponerse en la cima del continente ha sido a mi criterio un pago justo ante el sufrimiento suscitado incluso en las victorias, pues también nos ha costado salir victoriosos tomando en cuenta el caso más reciente contra Internacional, que en los últimos minutos se asomó un fantasma el cual nos ha espantado en un par de ocasiones.

El día de hoy comienza el episodio final de una hazaña que puede ser histórica, o quedar meramente en un fracaso que muchos desean, sin embargo viéndolo de una manera fría Tigres es un equipo muy aguerrido, completo, ordenado y cada línea está ocupada por jugadores de gran nivel que están pasando por su mejor momento, algo que la Copa Libertadores no ha conocido de un club mexicano y que incluso River Plate no tuvo el gusto de conocer en los dos encuentros anteriores.

La oportunidad aquí esta, hagamos historia.