A un paso de hacer historia

La serie final por la copa libertadores qué está por jugarse: pone a Tigres más cerca que nunca de grabar con enormes letras de oro un logro deportivo en la cancha, eso qué estaría a la par de lo siempre hecho en la tribuna.

Los 180 minutos que viviremos como parte de esta final son los más importantes en la historia felina de todos los tiempos, las condiciones futbolísticas están dadas y la fe en nuestro equipo más fuerte que nunca, sin duda el momento de ser llamados grandes comenzará una vez que el título sudamericano repose en tierras nicolaitas.

Cabe aclarar qué el año de 1996 marcó profundamente a estos equipos en cuánto historia se refiere: para los felinos el descenso se hacía presente para nuestra desgracia, y si bien es el capítulo más negro para los auriazules este suceso estrechó los lazos club-hinchada, base de la esencia actual del equipo.

Por otro lado en ese mismo periodo el club argentino bañaba con gloria su escudo al obtener su última copa libertadores hasta la fecha de la mano de jugadores como H. Crespo, J.P. Sorín y E. Francescoli de los cuales sobra decir lo grande qué fueron; esto nos da una idea del tipo de jugadores que gana estas copas.

Ser tigre es lo mejor qué me pudo haber pasado en cuanto hincha se refiere, eh sufrido etapas malas con esta playera, pero eh gozado con momentos qué arrancan las lágrimas hasta del más sobrio de los aficionados, sin embargo poder vivir una final de copa libertadores es algo maravilloso, algo que siempre había visto como un sueño lejano difícil de alcanzar, y hoy faltando 2 juegos solamente parece que el destino nos sonríe esperando tomar aquello que por simple justicia deportiva parece pertenecernos.

Hoy más que nunca les pido que sean guerreros para dejar el corazón en la cancha, qué disputen la pelota con la misma convicción con la cual un hincha lo haría y que busquen ganar el campeonato con las mismas ganas de aquél niño que soñaba en convertirse en figura del fútbol mundial, si se consigue todo esto nosotros como aficionados nos encargaremos por siempre de relatar historias con sus nombres y estilo de juego a los más pequeños, esos qué no habrían tenido la fortuna de ver a su club convertirse en el mejor equipo del continente americano en 2015.

Pongamos mucha garra, mucha pasión y todo el sentimiento tigre para qué el día 5 de agosto hagamos historia.