Gignac a Tigres …. De la ilusión a la realidad

Durante le etapa de receso de la liga mexicana de fútbol, escribo poco. No porque no vea más fútbol, sino porque me gusta analizarlo y eso que aprendo o noto, lo dejo sólo para mí, para mencionarlo entre amigos o con algún ejemplo de algo que suceda, pero estas fechas han sido especialmente extrañas. En México está abierto el mercado de piernas y egos, donde se fichó a una joven promesa México-teutón y donde se busca a un 9 de esos que uno tiene en su Top.

No estamos hablando de un fichaje del jugador argentino que hizo 3 goles en Grecia, 2 en Ucrania y tuvo un gran paso por la novena división de Banfield, no estamos hablando del ídolo del Real Cartagena o del Palestino, hablamos de un 9 de clase mundial, que si se le acomodaba en el PSG nadie decía nada ni le llamaban locura, sabiendo que son de los que les gusta acaparar.

Desde que veo fútbol comenzaba a preguntarme: ¿qué tan difícil es que el equipo de mi ciudad contrate a ese jugador que la está rompiendo en España? ¿Por qué el entrenador no saca a todos los defensores y los delanteros que fallen si vamos perdiendo? ¿Qué le cuesta a un club como Tigres soltar 10 MDD por el goleador de la liga Italiana y traerlo a que haga exactamente lo mismo aquí y nos dé el campeonato? Y luego, con el paso del tiempo, te das cuenta de que las cosas no sólo son el dinero que ofreces, tampoco si el jugador es bueno o malo; las negociaciones deben basarse en lo que necesitas futbolísticamente hablando y de acuerdo a tus posibilidades.

Si yo me llamase André-Pierre y en google pusiera “Tigres UANL” seguramente me saldrían las tablas de los últimos dos torneos cortos, encontraría que en diciembre se perdió una final y que en mayo terminamos como líderes del torneo, encima de equipos como Chivas y América, que seguramente son los más reconocidos, me enteraría también que cuentan con jugadores como Rafael Sobis y Guerrón, e incluso con el arquero de la Selección Argentina, sin olvidar a Egidio Arévalo. Me daría cuenta de los dos partidos vs River Plate, las goleadas en Libertadores, las instancias de Copa que se están disputando y la afición que tiene el equipo y, ¿por qué no? También las zonas sampetrinas, con sus agencias de coches lujosos y zonas bastante exclusivas, notaría que un viaje a cualquier parte de E.U.A. sería bastante cercano y me sentiría convencido.

Lo mencionado no es una casualidad, es un trabajo de la Directiva, fichar poco a poco jugadores importantes. Joffré Guerrón y Nahuel Guzmán, junto a Arévalo, y en invierno Rafael Sóbis, ir incrustando poco a poco piezas importantes en el equipo, competir al máximo en cada torneo y que no exista posibilidad de exigir más entrega porque los partidos lo demuestran. La Directiva trabajó durante cinco años para que, en algún momento, un jugador que aún no lucía en Francia y que estaba estancado en Toulose, cuando anotara 21 goles en la Ligue 1, realmente considerara llegar a nuestro club.

Aunque hoy nada sea oficial, y se mencione que va a llegar durante los próximos días, y sin embargo pueda caerse por cláusula de recisión o una mejora de contrato estratosférica, la Directiva hace un trabajo estupendo buscando, intentando aunque sea casi utópico poder fichar así.

El esfuerzo, la intención, se dé o no, ahí queda, y es algo que no vamos a poder dejar pasar durante el resto de las temporadas que le queden al equipo de trabajo encabezado por Alejandro Rodríguez.