Análisis Clásico Regio : Tigres UANL vs Rayados de Monterrey

Este sábado pudimos ver en el Estadio Universitario una amplia muestra de lo que es Tigres, de su filosofía de juego y el convencimiento que se tiene en jugar y lograr con esta idea, generando el fútbol deseado y, como gran producto, un triunfo.

Dejando totalmente de lado las pasiones especiales que representó haberse jugado el derby regiomontano, vamos a intentar hablar de lo que fue el partido en ciertos detalles puntuales.

El equipo salió sin especulaciones previas, con la firme idea y el convencimiento de jugar a su manera, tener la pelota y buscar los espacios al atacar, cerrar los mismos al defender y tener la alegría e inteligencia necesaria durante todo el encuentro. Para esto, Ricardo Ferretti alineó con Nahuel Guzmán en el arco; Israel Jiménez y Torres Nilo como marcadores de punta, mientras que Hugo Ayala y Rivas fueron los marcadores centrales del equipo; un clásico medio campo conformado por cuatro elementos, teniendo doble contención con Guido Pizarro y Jesús Dueñas, y en las alas de la cancha estuvieron Damián Álvarez y Lugo. Terminando el dibujo táctico, Rafael Sóbis y Joffré Guerrón como dos puntas.

Hubo sólo un cambio durante el partido, y fue uno muy simple: cambiaron de zona Lugo y Guerrón, el ex Santos pasó la zona de definición y Guerrón a hacer labores de generaciones exteriores. Esto para ganar profundidad por fuera y tener mayor retención de pelota por dentro, para generar las entradas de Damián y Guerrón por los costados.

Tigres 1 - Tigres - Football tactics and formations
El elemento fue nuestro. Y esto es bastante claro cuando, en mi punto de vista, puedo decir que Guido Pizarro fue el mejor jugador del partido, siempre en la zona adecuada, rebotando las pelotas cuando había que rebotarlas, cortando el juego de Zavala, Meza cuando intentaban generar fútbol. Sin ser trascendental en el último pase, sin tener gambeta, sin tener que barrarse de manera extraordinaria para salvar jugadas o pelotas peligrosas, el conde tuvo una gran noche.
Tigres 2 - Football tactics and formations
Tigres cubrió perfecto las zonas clave donde más daño hace Rayados, las espaldas de los defensores jamás fueron ganadas por los rivales, los laterales ganaron los mano a mano, y esto en gran parte porque los laterales (Velarde – Mier) no tienen como fuerte jugar largos, y con Cardona y Barrera, e incluso Cándido en su momento, los laterales hicieron precisos 2 a 1, tuvieron las coberturas ideales, tiempistas y rigurosos en las entradas.

Las buenas basculaciones, rotaciones de posiciones y las permutas que se hicieron sobre todo en la zona baja del equipo, funcionaron muy bien para desactivar a Zavala, Cardona y Pabón, pilares del equipo de Antonio Mohamed. Era clave esa tarea de desactivación, cortando los carriles de pase, teniendo siempre encima marca sobre el rival, dándole una tarde funesta a los rivales de forma totalmente legal, sin faul y con gran orden táctico y coordinación entre las dos líneas de cuatro.
Tigres - RAYADOS vs Away team - Football tactics and formations
Después de que se abrió el marcador, Ferretti hizo dos cambios (y después del segundo tanto, ingresaría Esqueda); ingresaron Egidio Arévalo por Lugo y Briseño en sustitución de Hugo Ayala que presentó molestias físicas.
4-3-3 - Football tactics and formations
Los marcadores de punta empezaron a trabajar más en cerrar la zona baja y tener espacios lo más pequeños posibles para los atacantes, Briseño entró por molestias de un compañero y no tuvo problema en nada. Rivas ayudaba mucho en cerrar espacios y en el continuo seguimiento con la marca.

En otras ocasiones hemos visto el 4-3-3, pero con Arévalo como regista, y en esta ocasión se colocó delante de Pizarro y Dueñas, sin jugar como 10, y esto sirvió para tener una presión alta, complicarle la salida al rival, dale respiro a Damián y a Guerrón por lo largo que había sido ya el partido.

Esqueda entró sin complicaciones a cumplir la función de punta de ataque, y fue efectivo en la oportunidad que tuvo.

Yendo a los números, Tigres tuvo un 57% de posesión del elemento, intentó 330 pases, de los cuales 50 fueron largos, y el 32% de estos fueron hacia adelante, y completó 307, efectividad del 81%. Mientras que Rayados generó 284 e hizo efectivos 211, una precisión del 74%.

Se habló durante la semana de lo importantes que serían los extremos de la cancha, en las estadísticas de centros podemos ver que Tigres intentó 15, y sólo cuatro fueron buenos. Nueve centros vinieron desde el sector izquierdo y seis desde la derecha, 13 fueron dentro de la línea de 18 yardas y dos detrás de esta línea.

Hubo cuatro rechaces, 23 intercepciones, 15 despejes, 71 recuperaciones, 27 entradas (22 efectivas) y esto nos da un 81% de precisión defensiva.

El triunfo de la noche del sábado fue primordial para la clasificación en la tabla general, para el buen desarrollo de fútbol y, sobretodo, para que los jugadores ganen toda la confianza que necesitan para seguir desarrollando eficazmente la filosofía de juego del equipo: salir jugando, tocar corto y lateral para generar los espacios y, cuando estos existan, ir a por todas hacia adelante.