Busquemos objetivos más grandes.

Una vez terminada la primera fase de la copa libertadores edición 2015, tengo la sensación de satisfacción por lo hecho por el equipo, y al mismo tiempo incertidumbre sobre lo sostenible que pueda ser el buen momento que vivimos.

Tigres jugó partidos con titulares, con suplentes y con mezcla de ambos; salvo esos terribles últimos 20 minutos en la cancha del monumental, todos los partidos han sido parejos y muchos con amplio domino auriazul, eso sin duda es para reconocerse ya que a nivel Sudamérica esta copa es lo más valioso a lo que se aspira y los felinos están dando cátedra.

Hay cosas en las cuales podemos mejorar sin duda, sin embargo creo que la más importante es el dominio de las ventajas: porque ante el rival más fuerte del grupo estuviste en ventaja y en ambos partidos fuiste alcanzado, si lo trasladamos a una fase directa hubiéramos sido eliminados por el gol de visitante ante River Plate, aun y cuando Tigres se ha mostró superior a ellos en los 180 minutos.

Soy de los que cree qué no hay que meter de a 5 para ser campeón, sino aprovechar los momentos correctos; en este caso lo más importante siempre será ir con la mentalidad de conseguir 2 o más goles de visita y en el volcán no recibir ninguno, con esto tendríamos muchísimas posibilidades de pasar sea el rival que sea.

Tenemos jugadores que se inspiran muchísimo jugando esta copa, tenemos otros jóvenes que ven esto como una vitrina para dar el salto a la consolidación, en general considero es muy rico el plantel, y tenemos equipo para casi cualquier situación que una fase de eliminación directa nos pueda presentar. (Ir al ataque, contragolpe, cerrar filas)

Con esto no me estoy decantando por solo un torneo de los 2 que jugamos, al contrario: la exigencia que tenemos al momento mantiene a todos motivados sabiendo que en un torneo u otro podrán jugar, es lo más sano que le puede pasar a cualquier plantel robusto como el de Tigres, ojalá esto de jugar a buen nivel 2 competiciones simultáneas dure por mucho tiempo.

Es por ello que pienso que Tigres no debe ir a buscar hacer un buen papel en la copa, sino buscar ser campeón de la misma. Es posible que esto no se dé dado el nivel de competición de la cual estamos hablando, pero mientras más fácil puedas medir un objetivo más fácil te será alcanzarlo.