Semifinales en la mira, sin conformismos.

El día de ayer aunque no quiera aceptarlo a Tigres le faltó la garra que lo caracteriza en liguilla, esperaba a un equipo Auriazul con más potencial ofensivo, lo noté poco contundente, en lo personal  imaginaba 2 o más goles y sin recibir ningún tanto por parte de Pachuca, lo cuál fue todo lo contrario.

En fin,  ese encuentro ya es pasado, se esta en semifinales y es lo que más nos interesa ahora, no quiero que piensen que soy conformista porque no es así, pero sinceramente de Tigres veía en mi mente más que un empate.

Nuestro equipo felino tiene todo  el talento necesario para dar más que un buen nivel de juego , es por eso que no me quiero conformar con únicamente marcadores igualados en goles y se que ustedes sienten lo mismo que yo como hinchas que somos, fieles y capaces de analizar un espectacular sistema de juego.

Ahora solo nos queda desgarrar a los diablos  en su hogar  con un buen margen de goles de diferencia para volver al volcán con una ventaja un poco amplia y a su vez confiar en que nuestro equipo Auriazul será  capaz de mantenerse con vida hasta la final, ya después hablamos del siguiente rival.