Tigres UANL : La zona de confort felina

Por : José de Jesús Blanco Durán

@blancoduran

La zona de confort es un estado mental donde nos encontramos cómodos con nuestra vida actual, con nuestras aspiraciones cubiertas y sin presiones. De tal manera que como personas perdemos el hambre y la sed; pero sobre todo el compromiso y la necesidad de trascender, pasamos a ser en pocas palabras unos fríos, zombies o simples muebles decorativos.

Sé que sería injusto juzgar a todos los jugadores; porque tipos como Egidio, Joffre o el capitán Juninho destacan por su entrega y siempre dar el extra; aunque destacan también por la apatía de la mayoría de los que sin merecerlo tienen un lugar en la cancha y que no deberían tener derecho de portar el amarillo con azul.

Creo que el debate ya no es si el planteamiento táctico de Tuca Ferretti es inoperante, arcaico y aburrido, o si su salida del equipo es un mal necesario. El problema de fondo es saber quienes desde el nivel más alto hasta el más bajo son la causa de esta enfermedad en la que TIGRES está sumido y, la que espero equivocarme no nos llevaría a ningún lado en la liguilla.

¿En qué parte? de la misión, visión y valores de Sinergia Deportiva aparecen las palabras conformismo, miedo, falta de confianza, falta de nuevas aspiraciones y ambiciones. Porque eso es lo el equipo ha reflejado durante mucho tiempo; pero que durante el clásico y en la humillante derrota de la semifinal de Copa se han acentuado a un nivel agudo por parte de varios jugadores como es el caso Damián Álvarez, Nahuel Guzmán, Guido Pizarro y Tito Villa ; Este último con un caso especial, pues no se entiende porqué no logra consolidarse como cuando portaba los colores del Club Atlético Huracán, o cuando en México no conocía la zona de confort y rompió la liga en el Apertura 2009.

Además de salir a ganar contra el equipo de Ronaldinho, nuestro equipo debe encontrar la salida de esta zona mortal pues la tribuna no merece que le falten al respeto cada torneo; la tribuna siempre cumple y si exige es porque estamos convencidos que merecemos ganarlo todo; porque este equipo nació siendo grande, y su esencia debe ser la misma hoy que el deporte se ha vuelto un negocio redituable para jugadores, directivos y alguno que otro comunicador oficial.

Vamos Carajo que en la tribuna no hay zona de confort.

Foto | MM Deportes