Tigres UANL: Victoria que satisface

Tigres jugó este pasado viernes en el Estadio Morelos, en Morelia. Alineó con: Nahuel Guzmán en el arco, Jesús Dueñas participó como lateral derecho en la línea de cuatro planteada por Ferretti, que se complementa con Hugo Ayala y Juninho como marcadores centrales, y Jorge Torres Nilo fungió como lateral por la zona izquierda del campo.

Comenzó ganando temprano, apenas al minuto nueve Joffré Guerrón ya había hecho la primera descolgada por la banda derecha, pone un centro que rechaza el arquero Moreliano, rebota en un defensor y cae el primer gol de la noche.

Para el primer tiempo, hubo bastantes errores defensivos, sobre todo en las incorporaciones frontales de Depetris. El jugador argentino encontró fácilmente la medida exacta para estar entre líneas de los defensores felinos, la mala conjunción o la ausencia de esta entre los hombres de marca central, fueron un calvario para el equipo. Era claro esto en el primer gol, donde Depetris entró entre Ayala y Torres Nilo, dejando libre a Hamilton Pereria a segundo palo. Jugadores libres dentro del área, situación inaceptable, así como la soledad con la que recibe Carlos Morales el rebote para poner el centro.

En la primera parte, imperó el mal servicio de pases, el volumen de juego era aceptable, pero fallaba mucho el último toque para la entrega de pelota a la siguiente zona, se optó poco por el salto de línea, cosa que se agradece.

Durante la primera mitad, Tigres concretó 142 pases, siete acercamientos al área, diez centros, de los cuales solo dos fueron precios, 17 tackles, siendo 12 correctos, y 13 faltas. Mientras que por la parte de Morelia se hicieron 241 pases, 99 más que los logrados por Tigres. Ojo a eso. Cinco acercamientos al área, la mayoría de ellos de peligro, diez centros y sólo uno fue preciso, 19 tackles, 13 faltas.

Para la segunda parte, podemos hablar bien de Tigres y hay mucha tela de donde cortar. Salió con Lugo para suplir a Marco Ruben, jugador que pasó desapercibido en la primera mitad, cosa que, durante los primeros minutos, Edgar no cambió, se notaba perdido dentro del campo sin balón, y estando flotando también generaba muy poco.

Cuatro de los cinco goles felinos, llegaron en la segunda parte, el primero del segundo tiempo, segundo de la noche, fue obra de Guido Pizarro después de una descolgada por la banda izquierda, donde Burbano encara y dribla bien al marcador, sirve atrás para el Conde, este saca el tiro y el portero no puede con la bola. El tercer tanto de la noche cae por conducto de Emmanuel Villa, después de una descolgada por la banda izquierda, donde después de la carrera con balón de Darío, sirve un certero centro para “Tito” que define muy bien con la parte frotal de la cabeza. El cuarto gol cae por dentro, con Lugo recibiendo pelota desde la banda izquierda, tiene a Guerrón por la banda derecha, pero decide seguir frontal, se trompica, sale un balón para Burbano y este define el tanto. Ya el quinto tanto, es un centro desde unos centímetros delante de la línea de medio campo por parte de Guerrón, este mira bien entrando a Damián Álvarez, sirve, baja de pecho, se enfrenta al arquero y define de forma fácil.

Morelia fue un fiasco tras la pérdida del elemento, cada pelota que se daba mal o se perdía en zona de creación o de finalización se convertía en una venida para Burbano y Guerrón, y fue bien aprovechado por el equipo felino.

En el segundo tiempo, por Tigres hubo 178 pases, de los cuales sólo 140 fueron buenos, nueve centros y sólo uno fue certero, nueve acercamientos al área, 10 intercepciones. Mientras que Morelia tuvo 248 pases, de los cuales 208 fueron buenos, diez centros y de estos cuatro fueron satisfactorios, siete acercamientos al área y 11 intercepciones.

 Foto | Info 7