Invasión Tigre : Que no se pierda la tradición

Una invasión tigre no es simplemente un viaje con amigos y familia.  Una invasión tigre no se trata solo de ir a apoyar los 90 minutos. Una invasión tigre no es solo es, una invasión. Se trata de una experiencia que por una vez en la temporada se puede vivir.

Desde aquella visita al Omnilife con más de 10 mil almas apoyando, posteriormente el duelo ante Pachuca en Cuartos de Final por el Apertura 2011, pasando por la invasión al Azteca con 15 mil gargantas gritando aquel gol de Mancilla y colocando el moño en aquella histórica e irrepetible invasión a San Luis con tres cuartas partes del Alfonso Lastras vestidos de amarillo y azul .

Indudablemente son ocasiones especiales las que la afición de Tigres ha generado. De una manera extraña se ha querido replicar este efecto durante todo el torneo. Invasión al Morelos, Invasión al Nemesio Diez, Invasión al Corregidora. En fin. La ida de visitar a un estadio contrario y apoyar al equipo desde la triibuna se ha ido perdiendo, sin embargo  la idea se mantiene.

Este fin de semana y con el pensamiento en conjunto de volverlo a hacer Tigres y su hinchada volverán a estar presentes en una invasión más, ahora al Estadio Cuauhtemoc.

Quizás la situación del equipo, ubicación en la tabla o incluso la forma de jugar no nos llame la atención para salir de la casa y decir “Voy a ver a Tigres en cancha visitante” , pero lo que antes era un simple apoyo ahora se ha vuelto una costumbre que la afición de Tigres espera no muera pronto.

El próximo sábado Tigres esta llamado a sacar los tres puntos en la cancha, pero la afición esta llamada a alentar y porque no, volver a demostrar porque es la #1 en México.

¡Dale Tigres!