Tigres UANL: ¿Los refuerzos que merecemos?

Marco Rubén ha llegado a Tigres en calidad de préstamo, su contrato es a un año y el club regio tiene la opción de compra después de este tiempo de cesión, el argentino ha militado durante ocho temporadas seguidas en el fútbol europeo, mas no en nivel elite. Ha jugado en el Recreativo de Huelva, Villareal B, Villareal, Dinamo de Kiev y Evian.  El Recre es un habitual equipo de segunda división española, estuvo en el Villareal que descendió, el Dinamo de Kiev es de las potencias Ucranianas junto al Dnipro de Juande Ramos, y el Evian es un club francés de media tabla o de puestos inferiores, pero con una buena capacidad de generación de jóvenes. Un equipo de tradición francesa.

El sitio web del diario deportivo español Marca, publicó el 18 de junio del 2014, una breve nota que, a la letra, dice así:

La llegada de un examarillo como Marco Rubén a Tigres de Monterrey podría abortar la posibilidad de lograr un buen traspaso por parte del Villarreal. El equipo mexicano se posicionaba como la mejor opción de salida para Perbet. Con el fichaje del ariete argentino, el fichaje del delantero francés del Villareal quedaría en un segundo plano.

Link de la nota: http://www.marca.com/2014/06/18/futbol/equipos/villarreal/1403085344.html

Entre los comentarios de este sitio, nos hallamos que los aficionados mencionan a Marco Rubén como un elemento que presiona mucho, que pone mucho empeño, pero “no la mete ni al arcoíris”, otros tantos desean que el jugador argentino regrese al submarino porque hace buenos goles, y ponen de ejemplo uno muy bueno que concretó frente al Sporting de Gijón. Las opiniones de los aficionados que tuvieron a este jugador en su equipo, son muy divididas y nos da pensar: ¿es realmente el refuerzo idóneo para Tigres?

Vamos a ver los números de este elemento:
En total, suma 334 partidos como profesional y 80 goles, que están divididos en juegos de liga, juegos de copa y partidos internacionales.
Los números se desglosan de la siguiente forma: tuvo 79 apariciones en tres temporadas con Rosario Central, y concretó 21 goles, más 10 apariciones internacionales y tres goles, lo que da 89 partidos y 24 tantos. Jugó para River dos temporadas, de 16 y 12 partidos respectivamente, sumó 28 apariciones con el club, hizo siete tantos, jugó ocho partidos internacionales y no logró meter gol. Lo fichó el Recreativo de Huelva, duró ahí dos temporadas donde sumados los partidos de estas, son 43 partidos disputados, donde hizo siete goles, cuatro en la primer temporada (jugó 14 partidos) y tres la segunda (29 partidos), tuvo dos apariciones en Copa del Rey y no pudo anotar.
Cuando llegó a Villareal B, participó en 31 encuentros, donde anotó 17 goles, para la siguiente temporada llegaría al primer equipo del submarino, y en su primer temporada tuvo cuatro partidos, y un gol, después 30 partidos y cinco goles, su última temporada en Villareal fue de 31 partidos y nueve goles. Mientras tanto en Copa tuvo cinco partidos y dos goles. En partidos internacionales, disputó 19 e hizo cinco goles. Todo esto da una suma de 89 partidos y 22 goles. Llegó a Ucrania, disputó 15 partidos divididos entre Liga y torneo internacional, solo anotó un gol. En el Evian francés jugó 29 partidos en total, divididos entre 25 de liga y cuatro de copa. Sólo anotó un gol.

Los números de Marco Rubén se definen con una palabra: pésimos. Y hago esta pregunta de nuevo: ¿es realmente el refuerzo idóneo para Tigres?

Cuando eres el negociador de un club como el nuestro, siempre será difícil traer jugadores de calidad, porque no les estás ofreciendo un equipo de calidad. Le estás ofreciendo jugar en Tigres, un equipo mexicano donde no hay títulos, donde la afición le exige de más a un equipo que no está para lo que piden los que están en las gradas.

Y ese es un gran problema de Tigres, y se convirtió en problema porque no supieron manejar al aficionado, que cree que nuestro club es una eminencia, o que por tener una nómina alta todos querrán venir aquí, pero sabemos que un jugador de verdad, juega su mejor fútbol en Europa, pero que elementos como Marco Rubén, estuvieron tanto tiempo en el viejo continente porque no sé si caía bien a todos o porque tenía un fantástico promotor, pero es un jugador del montón, nada sobresaliente, y esa es la calidad de jugadores que merece Tigres, porque el Club no está para exigir refuerzos de la talla de Robinho, y si se quiere hacer un proyecto de jugadores nuevos, hay que tener una idea de juego clara, un proyecto estable y una afición comprensible, que entienda que el fútbol que se hizo fue malo, pero aunque trajéramos a Cruyff el equipo iba a seguir siendo el mismo si se sigue jugando de la misma manera.

Cuando llega un jugador como este señor, diciendo que viene a buscar revancha porque sabe que hizo malos torneos en Europa, se sabe que estamos siendo un club de oportunidades a los fracasados europeos, comprendemos que estamos siendo un club que trae jugadores para que intenten hacer lo que no lograron allá, y no para que vengan hacer lo que en España, Francia, Italia, Escocia o donde sea que hayan jugado, pero que hayan jugado bien, no estas cosas como Marco Rubén.

También existe el rumor de Joffre Guerrón, y hace seis años hubiera sido una contratación bomba, pero el jugador fue un total fracaso después de jugar en la Liga, en Getafe no hizo lo que se esperaba, después se fue a Cruzeiro, luego al Paranaense, y seguramente un promotor le mostró vídeos de hace seis años a un presidente Chino y por eso es que juega en Beijing, pero el futbolista actualmente no da, no es nada diferente  al resto.

¿Es realmente el nivel de jugadores que merece Tigres? Hasta que no se ofrezca un equipo bueno y un proyecto estable, y no solo dinero, el club va a fichar como se debe, pero por lo pronto, hay que desearle la suerte debida y brindarle el apoyo indicado a Marco Rubén, a Joffre o a quien venga, y que sepa que sabemos que no son los jugadores que queremos, pero sí los que merecemos.

FOTO | deportes.terra.com.mx