Tigres UANL : Lobos transferible ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

416488_lucas-lobos-santosConmoción en la afición felino ha sido el síntoma que se ha percibido en las últimas horas tras el anuncio de Lucas Lobos donde declara que ha sido puesto transferible por la directiva de Tigres UANL para el Draft a celebrarse en Junio.

Habremos de analizar bien las dos vertientes. Primero hablemos de Lucas. ¿Qué ha pasado con el jugador? ¿Es el mismo de hace 2 años? ¿Por qué la directiva lo ha puesto transferible?

De entrada tenemos como antecedente lo vivido la campaña pasada. Un torneo de altibajos donde fueron más desaciertos que nada. Un equipo que en general dio pena y que tuvo varios señalados de la baja del equipo, entre ellos Lobos.

A esta situación hay que puntualizarle lo sucedido con la familia de Lucas, que tuvo un serio problema de salud con uno de sus hijos. Esto mermó considerablemente la condición física y mental de Lucas que se vio reflejada en la cancha. Ante esto la compresión de todos al saber que el jugador no estaba dando el 100% con una justificante clara.

Las voces sin divididas. Unos en contra, otros a favor. Unos pidiendo que la directiva recapacite, otros dándole la razón al “Inge” sobre esta postura.

En este problema hay varios lados que ver. Hoy Lucas Lobos no es más ya el jugador que era antes. Sus regates son predecibles, su forma de jugar en dominable y su baja de juego parece mermar fuertemente al equipo.

La directiva sabe que en 1 o 2 años más el nivel de Lucas podría terminar y HOY es un buen momento para hacer un movimiento que llegara a interesar al club y que le beneficie al jugador.

Del lado de Lobos hay resentimiento. El sin duda no quería salir del equipo y más de uno quisiéramos que se retirara con todos los honores en el equipo, pero ¿Bajo qué costo?

Mi lógica me dice lo siguiente: Mantener a los 1 o 2 años más como suplente, que sea el revulsivo y que así todas las partes estén tranquilas y contentas. Directiva por mantener a un activo del club, equipo al contar con un jugador que dará competencia y afición que seguirá viendo a su “Ídolo” vestido de tigre.

La lógica de la directiva también es clara : Coloco a Lucas siendo un buen activo del club, lo acomodo en un equipo que aún pueda darme una buena remuneración y comienzo con el proceso de reestructura del equipo ya sin uno de los referentes del club.

Lo cierto es que esta historia no tiene vuelta de hoja. TIGRES YA NO PUEDE DEPENDER DE LOBOS NI VICEVERSA.

En cualquiera de los lados que veamos la situación hay un pro y una contra. Tanto Lobos merece quedarse en el equipo por lo hecho años atrás como la directiva en ponerlo transferible y ver que puede rescatar.

Lo que si deja mucho que pensar es lo declarado por la directiva. En ningún momento declaró que Lobos fuera transferible lo que hoy sorprende y aunque  está en su derecho de tomar la decisión sí parece jugar a la doble cara. Cuando se quieren despejar las dudas y se quiere agarrar el toro por los cuernos se va directo al punto.

La pregunta va a rondar por un buen tiempo. ¿Y ahora qué? ¿Qué sigue?

Foto | Expreso Campeche