Tigres UANL: La noche de volumen de juego sin volumen de goles

Tigres volvió a empatar en casa. Pese a que el partido se planteó de manera ofensiva, durante unos lapsos prolongados del segundo tiempo el equipo auriazul se vio mermado o disminuido en ocasiones de gol, la generación de pases y volumen de juego era efectiva para la idea de Ferretti, pero la poca conclusión de jugadas ofensivas terminaron por quitarle al minuto 81´ a Tigres el triunfo que tenía desde el minuto ocho.

El equipo felino presentó a los elementos idóneos para neutralizar al equipo Xolo, García estuvo defendiendo el marco felino. La clásica línea de cuatro estuvo conformada por el polivalente Carlos Salcido como lateral derecho, Rivas fue el encargado de custodiar el sector izquierdo en banda por la baja de Torres Nilo debido a la acumulación de tarjetas amarillas. Ayala y Juninho fueron los encargados de la zona central defensiva.

Dueñas fue el contención posicional de Tigres por la expulsión de Torres la jornada anterior frente a Atlante, Guido Pizarro estuvo encargado del tiro de media distancia, proyección y recuperación en ¾ del terreno de juego. Las alas del partido estuvieron conformadas por Burbano como volante izquierdo, donde tuvo buen recorte y pegada en dos ocasiones, y por derecha estuvo Danilo que intentó, pero nada generó. Lucas Lobos fue el encargado de enganchar las jugadas de contenciones y volantes para Alan Pulido que lució poco en juego con pelota.

Como se empató el partido no fue tan malo, si hubiéramos perdido sería pésimo y si ganábamos ¿cómo habríamos calificado el funcionamiento felino? Considero que la buena propuesta de Tigres fue corregida en ciertas zonas del campo por la idea que planteó Farías, la presión que generó Arce y el balón parado fue cuando más peligro sintió el equipo felino, las decisiones de García fueron muy influyentes, porque pudimos haber terminado sin puntos de no haber sido por el arquero. Y ya que hablamos de guardametas, el jugador Xolo del partido fue Cirilo Saucedo, que pese a haber recibido un gol por dejar un balón rebotando en el área, se mostró y lució de gran manera, como si quisiera regresar a nuestro equipo.

La afición se ha quejado de la poca contundencia que tiene el equipo, y no es para nada algo nuevo. Toda la temporada se ha tenido esta circunstancia de fútbol, Pulido, la estrella del equipo, no suma ni cinco tantos en lo que va de la temporada, Lucas Lobos no genera, Burbano funciona ciertos partidos y otros intenta y no da, como fue el caso la noche de este sábado. Guido Pizarro fue el elemento que tuvo más chances de gol, y ninguna fue clara, por así decirlo, todas fueron tiros a media distancia que Saucedo sacó de buena forma, ¿qué le falta a la generación? Concluir es difícil cuando los volantes no dan los servicios de la mejor forma posible.

Aunque suene mal viniendo de una persona que es simpatizante del Club Tigres, sería buena noticia que el equipo no calificara a la fiesta grande. Las actuaciones colectivas a individuales no dan para estar en ahí, habría que aprovechar las semanas de torneo para buscarle acomodo a ciertos jugadores, para comenzar a renovar la plantilla, cimentar objetivos y que la gente no se quede fija en un espejismo que podría dejar una clasificación. Sobra decirlo, pero hay que trabajar, planear y buscar que esto de, que rinda y que sea lo más pronto posible.

FOTO | mediotiempo.com