Tigres UANL: El proceso de mejora felina

El equipo Tigres ha mostrado una mejora constante desde hace varias jornadas, e incluso considero que pocos son los partidos desastrosos y con nada que rescatar en este torneo, pese a los malos resultados obtenidos y la comprometedora posición en la tabla. Han sido más las ocasiones donde la falta de generación, y ya no digamos de contundencia porque es muy poco lo que se genera, ha sido el aguafiestas para el equipo durante las once jornadas disputadas del torneo de liga mexicano.

Contra América sí fue de los partidos que dejó más dudas que reflexiones para Tigres, ¿de verdad estábamos siendo un equipo de 3-0 en la primer jornada? Parecía que la contratación de Burbano había sido en vano, y que Estrada había sido la pieza clave para la idea de Ferretti. Y contra Pachuca, un 0-0 que comenzaba a traer los primeros abucheos, pero que había dejado muchas buenas impresiones y reflexiones, pero que supimos siempre lo mucho que faltaba, lo mal que estábamos y lo difícil que se nos venía la jornada siguiente frente a Morelia.

Frente al cuadro michoacano la historia derrotista se repitió, y fue de nuevo de visitante. Un 2-0 más que justo para el cuadro local. Esto dejaba pocas ideas del equipo, y traía bastantes dudas ahora para enfrentar a Pumas y aunque también existía cierta confianza por la mala cara que le estaba dando Pumas a la liga, terminamos sorprendidos por ser el “levantamuertos” del equipo de la UNAM, un 1-2 en contra, pero que se había marcado el primer gol del torneo… En la jornada cuatro.

El clásico regio fue otro 0-0 en cancha del Tecnológico, después vendría el 1-1 con Santos jugando como locales y fue aquí donde se recibió el último gol de los últimos seis partidos, porque frente a Chiapas empatamos en un juego que, durante los minutos finales, se puso muy interesante, después conseguimos el primer triunfo frente a Veracruz de local, seguido de esto viene el aburrido 0-0 frente a Chivas como visitantes, viene el líder Cruz Azul al Volcán y le rompemos idea y esquema, les clavamos un 3-0 y comenzaba a brotar confianza, y ahora este último partido frente a Puebla que ganamos 0-1 con un gol en el minuto 81/82 de Damián Álvarez.

¿Tigres está mejorando? Sí, las actuaciones mostradas y la posición mejorada del sistema defensivo con respecto a los primeros partidos, ha mejorado bastante. Una clave para que esto mejorara era que Burbano aumentara su nivel de rendimiento y producción de juego, y esto no fue así, sin embargo Damián Álvarez volvió al nivel mostrado temporadas atrás con sus respectivos estragos de la edad, ha marcado, ha producido y ha convencido. En conclusión, Tigres sí ha mejorado.

¿En qué sigue fallando Tigres? Sin duda, en la zona de los últimos 30 metros del campo, tanto como Lucas Lobos y Guido Pizarro, ambos los jugadores creativos del equipo, han quedado ha deber mostrando solo por lapsos cortos y su calidad. El capitán Lobos ha tenido la notoria baja de juego por la situación de su hijo, no rinde, no suma, no genera, no hilvana. Y el “Conde” no proyecta, de pronto se vuelve un contención estático que no funciona cuando tienes también a Salcido ocupando esa plaza. Lo rescatable del último tercio de la cancha ha sido Alan Pulido, el flamante seleccionado nacional sigue con una actividad futbolística de ensueño, con su típica jugada de recibir fuera del área, dar un pase sin dificultad y moverse. Emmanuel Herrera ha rendido en Copa, pero hablando en Liga aún le queda mucho por deber a Ferretti.

¿Tigres está para disputar liguilla? Desafortunadamente para el fútbol y la calidad que debe mostrarse en el deporte, sí. La rara suerte con la que corren los equipos mexicanos, le da a Tigres posibilidades de meterse en liguilla, porque, bueno, ¡hasta el Atlante está en posición clasificatoria! Y aunque el equipo esté para liguilla, no está ni cerca de estar para ser campeón de liga, porque hay equipos como Toluca, Pumas y Cruz Azul que han estado haciendo bien las cosas y que son los candidatos para levantar la copa al final del torneo. De corazón, espero que sea Tigres quien se corone, pero las posibilidades son muy pocas.

Al equipo de Ricardo Ferretti le restan seis fechas por disputar frente a Querétaro de local, Toluca de visita, Atlante de visita, Xolos de local, León de visita y Atlas como local, son 18 puntos posibles que harían que el equipo de Ferretti llegase a 32 puntos, lo cual sabemos que es prácticamente imposible siendo realistas, pero viendo que, por la mejora y los rivales que se presentan, es probable que se logren quizá 10 puntos, para llegar a 24 y estar dentro de la fiesta grande.
Pese a las mejoras mostradas, aún queda mucho por trabajar, por sudar y bastantes goles que gritar, la mejora constante debe estar siempre en todo equipo fútbol y Tigres demuestra que es posible cambiar el rumbo de hundimiento del barco sobre la marcha.

FOTO | mediotiempo.com