Tigres UANL: Nada mejora, ni se ve cuándo mejorará

Tigres ha caído en un abismo donde es imposible sacarlo mientras que el torneo esté en curso, es un abismo tan profundo donde ni siquiera Lucas Lobos tiene manera de escalar con el equipo cargado en la espalda para poder sacar adelante este desastre de fútbol que se está viendo partido tras partido, y que se reafirmó este domingo pasado en el estadio de Chivas pese a la invasión hecha por los aficionados del club Tigres.

El equipo salió al terreno de juego con una idea clara: ser ofensivo. Las características del partido estaban hechas para que el equipo de Ferretti pudiera, al menos, concretar un gol y buscar afianzarse con la posesión del balón en una buena posición del campo para poder distribuir, alcanzar y lograr el cometido de ganar, pero los pases errados, los pases interceptados y los centros que no existieron, nos hicieron seguir de mal en peor.

Salcido y Pizarro de nuevo aparecieron en la zona de contención, el primero, como es costumbre, dando malos pases, sirviendo sin idea, sin visión de campo, dando problemas a sus compañeros y, sobretodo, dando pena dentro del campo. Carlos Arnoldo Salcido llegó a ser una pieza clave para que Tigres llegara a ser campeón, fue clave en el sistema ofensivo y defensivo del club para poder llegar a varios superlideratos, pero hoy en ninguna división del equipo debe jugar. Dudo mucho que, aunque tengamos un nivel de fútbol muy pobre, pueda seguir rindiendo para jugar en nuestro país.

El otro mediocentro, Guido Pizarro, no puedo decir que hace todo mal, porque se nota que busca, se nota que quiere y que comienza a dar pases, pero el problema es que los jugadores que reciben los balones de él, no se si no le entienden o no le quieren entender, había pocos movimientos a los huecos y Pizarro es un as bajo la manga con los pases a profundidad que sabe poner muy bien, pero si haces puro juego lateral, ¿cómo vas a llegar?

 Danilo Verón ha quedado a deber, es un jugador que a mí en lo personal me fascinó la temporada pasada donde jugó una posición de doble lateral, los vaivén que logra por la banda derecha son de admirarse, pero es un jugador que, actualmente corre mucho y produce poco, no centra, no filtra, no quiebra cinturas, pero en el equipo actual no hay quien le supla. Hay mucha gente que pide a Pacheco y Lugo, pero por favor, no nos insultemos pidiendo a jugadores de ese calibre tan mediano en el fútbol mexicano.

Alan Pulido y Herrera intentaron, nunca se les vio que bajaran los brazos y siempre estuvieron a la orden del partido para aprovechar oportunidades, para intentar darle el gol al equipo, incluso Herrera tuvo varias ocasiones, pero el arquero de Chivas tuvo una muy buena tarde, tanto así que fue el mejor equipo del conjunto local. Por parte de Pulido, aunque tuvo pelea, lo vi perdido y desentendido con los volantes.

Burbano, Damián Álvarez, Torres y Lucas Lobos estuvieron perdidos también, el primero no juega ni jugará bien porque le falta Peña, Vázquez, Montes para poder lograr lo que hacía en León, Damián jamás deja de intentar pero no fue su tarde, lo de Lucas Lobos hasta da tristeza por el cariño que se le tiene, pero no está funcionando. No hace diferencia, al menos no por ahora. Debe continuar siendo un revulsivo, pero quizá para los últimos 20 minutos nada más. Difícil decirlo, pero no da.

El equipo propuso los primeros minutos, no funcionó y se rindió, haciéndonos caer un somnoliento partido de fútbol, deprimente y que solo funciona para que sepamos que esa es la realidad, no utopías de 8-0 a media semana. No espero que esto mejore, al menos no mientras el torneo sigue su rumbo. Habrá que seguir viendo partidos, analizando, siendo objetivos para, a final de temporada, sacar conclusiones concisas.

FOTO | mediotiempo,com