Tigres UANL: Buenas actuaciones solo en Copa

Tigres sigue manteniendo el buen ritmo en Copa, y la prueba más que clara de esto fue el 8-0 propinad la noche del jueves al club Puebla. Un futbol contundente, convincente y prometedor fue lo que mostró el plantel felino durante los 90´ minutos disputados en el Estadio Universitario, frente a 33 mil personas pese a ser entre semana y con un clima frío para una noche de finales de febrero.

Los primeros minutos con la buena jugada de Pulido sacando a Navarrete, servir para Pizarro y que este pusiera el esférico en órbita, nos hicieron ver que Tigres iba a ser poco defensivo, tanto así que era común ver a los laterales en la zona que comúnmente no ocupan, los volantes más metidos al centro y los delanteros con la idea clara: destrozar al rival en turno. Y dicho y hecho, fueron seis goles solo en el primer tiempo.

La presencia de defensores en la zona ofensiva, dio frutos muy rápido cuando Burbano sirve un balón de forma fácil y segura para Juninho, que saca un tiro con algo de potencia y colación no tan buena, pero la suficiente para que Navarrete no pudiera tapar el balón, sobre todo por ese bravo bote que da el esférico justo antes de que la de gajos pudiese llegar a sus manos, así se abría el marcador para Tigres al sexto minuto del encuentro.

La forma de hilvanar de pases no solo hizo presencia al final del primer tiempo, la buena jugada que se realiza entre Danilo y Pizarro por la banda derecha, para que el ex Lanús sirva a Emmanuel Herrera y este convierta el segundo gol de la noche, también es de aplaudirse y de analizar cada pase y la posición de rival para que esto pueda ser una producción en serie que logre dar anotaciones, y por ende triunfos en el torneo de liga.

Un disparo de Pulido al poste avisa que Tigres quería más, y después de esto hubo un tiro de esquina, Pizarro ganó la posición y quedó solo para solo poner el pie. En otra jugada donde la concentración y presión fue clave, es en el primer gol de Pulido de la noche, donde nunca deja de buscar el balón y después de un mal rechace de Navarrete, contra con el pecho, se quita al guardameta ex atlantista y define con frialdad sobre la marcha con pierna zurda.

Después de un error al despejar del ya tan mencionado Armando Navarrete, Pizarro contra el balón con el pie derecho en ¾ del terreno, sirve para Herrera, este controla, observa, calcula y saca un tiro con la fuerza, colocación y todo lo necesario para que fuera directo al ángulo e hiciera uno de los goles más lindos de la noche y quizá del año para el conjunto felino. El delantero Herrera, con dos anotaciones, estaba respondiendo muy bien a la confianza de Ferretti.

El sexto gol de la noche para Tigres y segundo en la cuenta individual de Pulido fue un poema de gol, porque con paredes así es muy difícil que los defensores de cualquier parte del mundo logren interceptar la jugada de forma limpia y legal, lo hecho entre Danilo y Pulido fue una clara demostración del fútbol en conjunto, y esto es enormemente reconocido por el técnico felino y por la misma afición.

Para el segundo tiempo, salieron Anselmo Junior y Alan Pulido, ingresaron Torres y Lobos. Con la incorporación de Lobos, hay que decir que las transiciones eran pocas a comparación del primer tiempo, se hacía más tiempo en mitad de la cancha, pero aun así los dirigidos por Rubén Omar Romano no tenían posesión ni posición dentro del campo con y sin el esférico, el parado táctico de Tigres fue redondo defensiva y ofensivamente.

Como es extrañamente común en cualquier parte del mundo, la goleada cesó durante la segunda mitad, pues la cantidad de goles logrados durante el primer tiempo te daba el triunfo seguro, el segundo tiempo trajo pocas oportunidades de gol. Una de Lobos frente al arquero, un tiro libre, un cabezazo de Rivas y un balón que le queda muy arriba a Herrera y remata mal, son las oportunidades más claras que puedo destacar.

Después de rato, un gran pase de tres dedos hecho por el capitán Lucas Lobos fue la clave para que Emmanuel Herrera marcara su tercer gol de la noche definiendo de gran frente a Navarrete, puso el balón pegado al poste, inalcanzable para el portero ex americanista. Lucas Lobos volvía a mostrar en este servicio las cualidades que le hemos llegado a ver en muchas veces con la camiseta felina.

Para cerrar la noche, al minuto 89´, Hernán Darío Burbano definiría el octavo gol para Tigres después de ser servido por Herrera para solo firmarla, pese a que fallo en su primer oportunidad estrellando el esférico en un defensor, cuando tuvo otro chance no falló y mando el balón a guardar, haciendo así su primer gol oficial con la playera felina desde su llegada al club de San Nicolás en el anterior mercado invernal procedente del Club León.

El conjunto de Ricardo Ferretti demostró cosas muy buenas, pocos errores y buenas sensaciones que, esperemos, por fin puedan repetirse en liga como lo decimos después de cada partido de copa donde ganamos, goleamos y gustamos. Hay que jugar siempre lindo, hay que concretar lo que se tenga sin miedo a perder, porque tenemos todo para intentarlo, tenemos el tiempo y los partidos, ¡no nos falta nada!

 

FOTO | Cancha