Tigres UANL: Primer triunfo, octavo partido sin convencer

Tigres logró su primer triunfo en el torneo de Liga, después de siete jornadas contra siete equipos de dudosa calidad, la octava oportunidad fue la indicada para que Tigres lograra ganar los primeros tres puntos en la Liga MX contra un equipo como lo es Veracruz, conjunto que jamás ascendió y que está cerca de descender. Los tiburones rojos eran el perfecto rival para que Tigres lograr ganar, pero ¿mejoró su fútbol?

Lo hecho por el equipo felino no fue nada nuevo, una línea de cinco ya habitual, pero también es común que no dé los resultados que todos esperamos: mayor cantidad y calidad de juego por afuera teniendo a dos carrileros de las cualidades de Torres Nilo y Dueñas, los tres centrales se han visto, como casi cada partido, bien. Sin tanta exigencia, pero cuando les fue requerido accionaron de manera correcta en el aparato defensivo.

El medio campo está siendo la zona que más dudas me está causando, después de las grandes expectativas que yo tenía de Guido Pizarro he quedado decepcionado por la poca generación de juego que ha tenido el ex jugador de Lanús siendo ahora nuestro mediocentro titular, la poca relación futbolística que tiene con Lucas Lobos, provoca que no se generen, que no se avance la zona por donde debe ser, provoca que no se hagan buenas jugadas.

El fútbol debe nacer en medio campo, las cualidades físicas de Pizarro son tremendas. Un jugador alto para ganar los balones divididos, fuerte para aguantar los golpes y embates cuerpo a cuerpo frente a atacantes rivales y piernas largas para poder tener un juego bueno de pies al momento de recuperar el balón, pero la poca generación de pases de distancia media y larga no convence a nadie.

Lucas Lobos volvió a aparecer como receptor y generador ofensivo, los balones que recibió y sirvió fueron de poca ayuda para la causa felina, el capitán Lobos volvió a tener una mala noche, donde poco pudo hacer gracias a la buena marca que el equipo que el equipo de Sánchez Solá le había preparado durante la semana previa a este encuentro, poco pudo servirle a Pulido para que este lograra concretar.

Damián y Danilinho aparecieron de nuevo por los costados, Damián Álvarez tuvo una buena jugada donde hizo su clásico recorte y cambio de velocidad, y no hizo más. Danilo tuvo una participación que se notaba abarrotado de ganas, pero ausente de resultados, nula generación o conclusión de las jugadas. En cambio, tuvo un apoyo bueno, un apoyo aceptable en la zona baja derecha para la doble marca junto a Dueñas.

Alan Pulido sigue siendo un jugador tremendo, sobresaliente, extraordinario y que nos harán dejar con muchas satisfacciones dentro de la cancha. Cuando se bota a las bandas, cuando recibe fuera del área, los momentos en los que recorre bien la zona de ¾ del campo y el buen desmarque que tiene frente a los defensores. Digno representante felino en la Selección Mexicana para el próximo partido frente a Nigeria.

Vivimos un partido donde, siendo los coleros de la tabla, enfrentamos al penúltimo equipo en la clasificación de la tabla, y siendo Veracruz de los equipos que no tienen idea de juego o que apenas lo adoptaran con la incorporación de “Chelis”, y desafortunadamente es al único equipo al cual pudimos ganarle, el cual no nos pudo hacer el suficiente daño en nuestro juego y dibujo táctico.

Esperemos que este triunfo sirva para que el equipo comience un cambio de resultados, que inicie una buena racha que nos lleve a clasificar a liguilla, o al menos a no quedar en los últimos cinco lugares de la tabla general al final del torneo.
La primera ocasión del año que conseguimos tres puntos en liga, no dejó satisfechos a los aficionados ni a la prensa, ¿qué sigue faltando?

FOTO | mediotiempo.com