Tigres UANL: La rama más corta

Por: David García

Los gritos de una afición agobiada son el reflejo del pobre desempeño del plantel,  no es nuevo, no viene del partido pasado, y no viene por este torneo,  sin embargo, ha comenzado a tomar fuerza el descontento de todos como afición, pues ha sido evidente que a esto no se le puede llamar “equipo” aún y cuando es por mucho el mejor plantel de la liga, dejemos de buscar excusas,  el problema no recae en una sola persona.

Este equipo perdió algo  que no reside en una táctica, sino que más bien, es parte de cada elemento que dispone el equipo, Tigres perdió el espíritu, el hambre y la garra, y para desgracia de los jugadores, esto es de lo más notorio en la cancha y no se necesita ser un experto analista para darse cuenta que hay elementos que han tenido un nivel muy pobre, lo que le ha costado al equipo en general, pues para mal propio, hay elementos que solían ser claves en el esquema de Ferretti hace dos años y hoy no han rendido en el campo ni sobresalen como antes.

¿En qué momento el equipo dejo de tocar con seguridad? ¿Cuándo se perdió la garra? La actitud en el campo no ha sido la mejor, si bien, el cierre del torneo pasado el equipo dio una gran demostración de carácter en la liguilla, pero fuera de eso, la baja de juego durante el torneo completo era evidente, comenzando con las bajas de Jiménez y las constantes lesiones de Villa, llegamos a depender de un jugador que no desaprovecho su oportunidad para ganarse la titularidad y llegamos a rezar para que los balones no llegaran hasta el área, pues también se noto que en la portería gobernaba la inseguridad.

Tal parece que la solución para muchos, es cortar un proceso que es por mucho, el mejor que se ha tenido en los últimos 10 años, hemos tenido dolores de cabeza con una propuesta necia pero efectiva, como aficionado mismo, uno esta fulminado de un discurso demasiado gastado por parte de una directiva y también nos hemos cansado de quedarnos mirando como los demás clubes suelen atreverse a mostrarse internacionalmente, pero seamos coherentes, hoy en día el problema no recae en una sola persona, pues estoy seguro que nadie en sus cinco sentidos, le pide a un jugador que falle pases, pierda la marca o suelte un balón a propósito, las fallas no son tácticas, sino que recae en la técnica individual de cada jugador para hacer su labor y junto con esto, la actitud decaída de un equipo y su falta de ambición se notan cuando sus acciones en el campo, no dan para más, que para expulsiones innecesarias.

Uno de los factores que deriva el buen momento de un jugador es el compromiso, que para mí, en lo personal, suele ser uno el más importante en la cancha, donde queda evidenciado cuando un elemento tiende a querer dar más de sí mismo por el equipo, y es ahí cuando podemos tener una opinión más clara sobre sus aportes o baja de juego y no apuntar a terceros por el mal nivel que puede ofrecer un elemento después de tres jornadas con mal futbol, ya quisiera que alguien me haga mención del acoplamiento de Burbano, las aportaciones de Danilinho en la ofensiva, Pizarro y Salcido en la contención han dejado de existir,  Hugo Ayala soltando marcas y Palos inseguro en la última instancia y que aún así se atrevan a culpar totalmente a Ferretti del mal paso del equipo, y si, podemos hacerle mención debido a que el escoge al once titular, pero aunque a muchos les pese, son los mejores jugadores con los que se cuenta.

Concluyo mi opinión, afirmando que no soy un defensor de Ferretti, pero sigo siendo un aficionado imparcial, que ve por el bien del equipo, sin caer en fanatismos ciegos sobre algún jugador o técnico, sin embargo en este caso es evidente que la culpa no recae en quien está al frente, cuando los jugadores ni siquiera son capaces de dar más de cinco pases para una jugada.

Tal parece que el señalar a un solo responsable y pedir su cabeza es la forma más fácil del salir del bache, sin embargo esto solo es el reflejo de querer sacar la ramita más corta para ver quién sale perdiendo.

“Un entrenador genera una idea, luego tiene que convencer de que esa idea es la que lo va a acompañar a buscar la eficacia, después tiene que encontrar en el jugador el compromiso de que cuando venga la adversidad no traicionemos la idea”  -Cesar Luis Menotti

Imagen| m.deportes.televisa.com