Tigres UANL: Un insulto

Inocente, predecible, cansado, desahuciado, harto, son muchos los adjetivos que podemos ponerle a nuestros Tigres, a nuestro equipo que se ha ciclado en un esquema que no sorprende a nadie y al que la necedad de Ricardo Ferretti lo ha llevado a ser escalón de cualquier rival, un equipo es el reflejo de su director técnico, el director técnico tiene la total responsabilidad de lo bien o mal que anden sus jugadores, pero a este director técnico que tenemos sus jefes no le llaman la atención.

¿Recuerdan al aplastante León de Matosas?, ¿recuerdan al combativo América del Piojo?, ¿recordarán también al ambicioso Monterrey de “Vuce”?, pues seguro que también recuerdan al ordenado Tigres del Tuca, ¿si lo recuerdan?, ¡seguro que si!, es un equipo del pasado, ya se acabó, sorprendió con su orden táctico, cada jugador era una piececita que embonaba a la perfección en el conjunto, hoy seguimos teniendo piezas de excelente calidad, pero no embonan y eso es IRRESPONSABILIDAD del técnico; según la consultora brasileña PLURI, los Tigres tienen la SEXTA NÓMINA MÁS VALIOSA DEL CONTINENTE AMERICANO, sólo superados por cuatro equipos brasileños y un argentino, sí, ese equipo se le ha armado a Ferreti, ¡equipo hay! y no lo sabe hacer funcionar.

Pero vayamos al partido y volviendo al punto inicial, seguro muchos se ilusionaron con la jugada que falló Pulido y con las tres o cuatro aproximaciones al área del primer tiempo, pero yo estuve en el estadio y lo que vi fue a una inocente mosquita de blanco dejándose atrapar por la telaraña que le fue tejiendo la araña de amarillo, Morelia le regaló el balón a Tigres como casi todos los equipos lo hacen y Tigres en su inocencia cree que tiene posesión del balón, pero no la tiene, se deja atrapar, sabemos que al frente es ineficaz y en la primera oportunidad, con un contragolpe letal, ya nos tienen 1-0 abajo y el 2-0 es una ridícula pintura regalada por Palos y que mermó el ánimo de todos sus compañeros.

Enrique Palos pide a gritos la banca pero “Tuca” es un hombre demasiado necio, cuya soberbia lo ciega, Palos es demasiado lento física y sobre todo mentalmente, si tuviera un poquito de vergüenza deportiva, él mismo debería darle entrada a un jugador mucho más capaz en esa posición como “Matute” García.

En la defensa “Gutty” era de los que se salvaban en el partido, un jugador que no da por perdido ningún balón y que suele llegar al área con balón controlado y cabeza levantada, lamentablemente se nos lesiona y al parecer estará un mes y medio fuera de las canchas; Hugo Ayala me parece que está recuperando su nivel, pero por el momento es mejor Rivas, esto nos demuestra que es MENTIRA la competencia en el equipo; Juninho es un jugador con gran clase, el más técnico del equipo, pero es lento, Duvier lo hizo ver muy mal y Torres Nilo es ejemplo de entrega y pundonor, de amor a la camiseta, de profesionalismo, sí y lo admiro mucho por todo eso, pero a la ofensiva da pena ver sus intentos, de vergüenza ver cómo se enreda con sus propias piernas mientras el marcador que tenga enfrente sólo espera a que le regale el balón.

La media cancha es lo peor del equipo, por derecha Danilinho nos demuestra partido tras partido que jamás se cansará de correr la milla tanto para defender como de desperdiciar las jugadas ofensivas, ¿hace cuánto que no le ven un regate?, estoy seguro que al menos hace año y medio y sigue siendo titular indiscutible cuando su aportación se limita a recuperar balones, pero necesitamos ofensiva y en ese lugar Pacheco, en los pocos minutos que le “prestan” se ve mucho mejor, excepto en el partido de este viernes donde para su mala fortuna Tigres se queda con dos hombres menos y tiene que bajar a hacer labores defensivas, pero es otra prueba más de que la competencia en el equipo es una MENTIRA.

Guido Pizarro no estaba haciendo un partido brillante ni mucho menos, pero es un jugador que poco se equivoca y siempre sale de cambio, en cambio el intocable Salcido es un insulto para el resto de sus compañeros seguirlo manteniendo en la cancha, especialmente para el “Gringo” y Dueñas, ya no pierde tantos balones como la temporada pasada, pero sigue perdiendo demasiados y eso, en una zona de recuperación es una afectación muy grande y directa al equipo, Salcido le hace mal, mucho mal al equipo.

Por otro lado Burbano me parece que es víctima de haber llegado a un equipo desarticulado, casi siempre lo buscaron a él, sí, pero o enfrentaba sólo a dos defensas o era simplemente “ayudado” por Torres Nilo, lo cual no es gran cosa, es un tipo veloz y con mucho regate que se ha visto envuelto en un equipo donde el que tira el pase se queda allá atrás mirando y dándole la bendición a ver si sale algo, porque arriba no hay acompañamientos.

Lobos es el más fiel reflejo de la inocencia de este equipo, recibe el balón y con sólo hacerle una pequeña carga ya está patinando sobre el césped al más puro estilo de Bambi, casi todos los balones que recibe los pierde y si bien no los pierde en una zona imprudente como Salcido, sí se supone que es la zona donde se debería de generar el talento, la magia del equipo, pero Lobos ya no es el mismo y en la banca un Gerardo Lugo en mejores condiciones y con unas ganas enormes de mostrarse, no puede hacer más que ver cómo transcurren los minutos de cada partido esperando a que Tuca lo llame, pero eso sucede cada vez menos, porque la competencia en este equipo es una MENTIRA.

Y por último Pulido ni competencia tiene, fue el mejor jugador de la temporada pasada, pero este es un torneo nuevo y aquí, en este juego, se trata de demostrar partido tras partido, es verdad que casi no le llegan balones, mucho menos a modo y normalmente está sólo como todo el aparato “ofensivo” de Tigres, poco se le puede juzgar, pero el viernes tuvo el gol de la ventaja si le hubiera pasado el balón a Burbano en lugar de intentar hacerlo todo él mismo sin un buen ángulo de disparo.

ESTO ES TIGRES señores, un equipo inocente, lleno de MENTIRAS de parte del técnico y de la institución, un equipo sin sorpresa ni ambición, un cementerio de talentos liderado por un técnico en decadencia que vive de un título conquistado hace más de dos años, un equipo administrado por un par de genios en las negociaciones pero que adentro del equipo no tienen la más mínima influencia, un equipo desarticulado, sin idea futbolística, un equipo que no genera más que puro dinero gracias a la grandeza de su afición, la cual, parece no importarle a nadie, la afición exige resultados acordes al equipo que mantiene, al equipo por el que gasta y no recibe más que lamentables actuaciones.

Hace algunos días el capitán Lobos recriminaba a la Liga Bancomer MX, respecto a los sucesos en San Luis, a fijarse más en la seguridad de los estadios que en las críticas que reciban; yo le pido a Lucas Lobos fijarse más en las críticas que reciben como equipo y menos en cosas extracancha, yo le pido a Palos y a Salcido que tengan VERGÜENZA, le pido a Tuca que se deje de MENTIRAS porque sólo él se las cree, le pido a Tigres que no baje nunca más los brazos como lo hicieron en el segundo tiempo del viernes y que pidan una disculpa pública por eso, porque fue algo que nos dolió a los aficionados, porque nosotros nunca dejamos de alentar, nunca dejamos de ir al estadio a pesar de las vergonzosas actuaciones que han tenido, a pesar de mantener ahogado el grito de gol que no se ha dado esta temporada, ahí estamos y ahí estaremos y seguiremos invadiendo y seguiremos gritando hasta quedarnos sin aliento, pero les pido por favor, ¡QUE NUNCA MÁS NOS VUELVAN A FALTAR AL RESPETO!

Imagen: www.vocero.com.mx