Tigres UANL: Afición sin remedio

En cualquier red social de este blog o personal que reviso, encuentro muchos comentarios negativos hacia Ricardo Ferretti y al equipo en general, la mayoría de estos tienen fundamentos, pero también la gran mayoría solo son ecos de otras personas.

Desde hace tiempo en Nuevo León es moda ser de Tigres, decirse incomparable, ir al estadio, tomarse mil fotos y hacer un álbum en Facebook. Cada quien aprovecha su tiempo como quiera y alienta a su gusto y manera, pero no parece justo que empiecen a juzgar al director técnico cuando poco o nada entienden lo que pasa, pero no dejan de decir: no soy reventador, simplemente amo a este equipo y no quiero que Ferretti lo destruya.

Cuando llegó Ricardo al equipo junto al retorno del Ingeniero Alejandro Rodríguez y se formó el tridente Ingeniero Rodríguez – Miguel Ángel Garza – Ricardo Ferretti, más de uno tenía una sonrisa de lado a lado. Desde que empezaron a sentirse grandes a nivel nacional, desde que con esas palabras muy de “raza” que suele decir Alejandro Rodríguez en entrevistas, empezaron a tomarse muy en serio todo eso, y ahora que estamos en una cruda y triste realidad de lo desorganizado que es Tigres, hay que reventar diciendo que no reventamos, porque amamos al equipo y no queremos que le pase nada, ¿no?

Cuando adquieres un boleto para cualquier encuentro de fútbol, o un abono o eres socio o como quieran decirle, en ningún lado dice que está asegurado el fútbol hermoso, perfecto y que se va a ganar y a campeonar cada temporada, pero la gente así lo ve.
Yo no voy al estadio, porque la mayoría de las veces estás rodeado de bebedores o personas que poco o nada entienden del fútbol, prefieren sentarse, consumir alcohol mientras critican a Palos, quieren sentar a muerte a Lobos, le perdonan todo a Pulido y piensan que Salcido es un traicionero… Repiten lo mismo que oyen en el canal 690 de amplitud modulada de la radio local.

Tampoco dejan de mencionar el tema de las jerarquías, y en todo equipo de fútbol del universo existen las jerarquías. No solo porque Ferretti mencionó esa palabra en una rueda de prensa significa que es un concepto a penas inventado en el fútbol. Pondré un ejemplo que seguramente cualquier persona que lea esto lo entenderá: ¿por qué en el Madrid a pesar de la falta de contundencia que tenía Benzema, no jugaba Morata? ¿Por qué se contrata a Bale si está Jesé Rodríguez jugando de estupenda forma por esa banda? Y no, no son ejemplos exagerados o totalmente desnivelados, porque aquí nuestras estrellas son jugadores como Lucas Lobos que estaba en Cádiz, en la liga nos volvemos locos por un mediocentro como Arévalo que jugaba en Italia para un equipo que no pelea ni campeonato ni descenso. Es el nivel de la liga mexicana, y por eso tenemos afición de liga mexicana. Afición que exige sin analizar, que pide sin pensar y que cree que tiene todo derecho a repercutir en el club por viajar o por no faltar al estadio, pero la afición en cualquier estadio del mundo no juega.
Y no es cosa que digo yo, es cosa que dice cualquiera con la típica declaración de: es lindo ver a tanta gente cada partido, pero desde que empieza el partido los olvidas y te concentras en el juego.
Cuando fue el “Maracanazo” había 30 uruguayos en el estadio gritaron el gol de Alcides al minuto 79´y los otros 220.00 brasileños se quedaron mudos, porque no jugaban.

Suponiendo que cesen a Ricardo y que la afición se muestre contenta porque, según ellos, el peso de la voz de todos los “incomparables” hizo que la directiva y Cemex les hayan hecho caso a ustedes y para que la afición esté feliz, como es la mejor de México, les hicieron caso. Pero no, se debió a resultados y punto. Bueno, suponiendo esto, ¿qué esperarían de lo siguiente? Supongo que un técnico que ya todo México conozca “su estilo”, que no es más que una vil copia de cualquier otro sistema porque los técnicos de México no innovan, el fútbol es tan retrograda que no hay que cambiar nada porque todo sigue igual.

Y ya que tengan a su “nuevo” técnico, que seguramente ya dirigió a Atlante, América o Cruz Azul, querrán que se haga un fútbol mejor al del Porto que dirigía Mourinho y fue campeón de Champions donde Deco era la estrella, pero nada más que acá vas a tener un Lobos en vez de un Deco, pero para la afición se debe jugar perfecto, y no es que diga que no, claro que se debe jugar bien porque para eso entrenas, pero es que no me explico es la terquedad del aficionado respecto la destitución de técnicos a media temporada, porque no hay a quien traer.

Dudo que cualquier entrenador de esos que rondan por los bajos mundos de los “grandes” nacionales, se detenga a ver y analizar a Tigres, ¿o será que esto nada más es de decirles dos cosas porque sigue siendo el mismo despliegue de siempre en cada equipo? Hasta que los aficionados no entendamos que hay que olvidar este, y quizá otro u otros dos torneos a la basura, terminar en el lugar número 12, empezar a tener pequeños destellos de fútbol, para que un nuevo técnico, pero de verdad nuevo, empiece a imponer ideas, modelos, que empiece a echar a ese “ídolo” Torres Nilo, que para mí no es más que un delantero fracasado y que, por ser el lateral la posición más simple donde robas, corres y sacas de mano lo pusieron ahí, hasta que decida un técnico nuevo vender a Ayala a una de esas supuestas o fantasmales ofertas europeas por Hugo Ayala porque ya no da más, hasta que una persona tome como modelo de trabajo entrenar desde la mañana y salir hasta la tarde o noche para que sientan los jugadores que es un verdadero trabajo, hasta que venga un técnico de esos que detesta la afición, de esos que por no ganar el Clásico ya lo quieren echar, ese técnico que casi no vienen a México porque parece que acá hay un pacto absurdo para no traer calidad y seguir con este círculo vicioso de mediocridad en cualquier equipo, y que se nota cuando te das cuenta que los jugadores destacados del maravilloso y estupendo América, Layún y Jiménez, eran seguidos por un equipo de Gales que tiene mil problemas por el nuevo propietario, hasta que no nos demos cuenta que una de las estrellas de la liga, Suazo, se fue a Europa a jugar con el Real Zaragoza, hasta que no nos demos cuenta de que ese es nuestro triste y pobre nivel de fútbol, vamos a entender que equipos como Tigres son de alegrías de cometas: cada 20 años.

Desafortunadamente en esta ciudad nos encanta el fútbol, pero sabemos muy poco de él. Vivimos con los ojos llenos de pasión y del recuerdo del abuelo o el papá que nos llevaba al estadio por tradición, y añoramos las épocas de Tomás Boy que ni siquiera habíamos nacido muchos, y hasta pedimos de técnico a Tomás cuando es uno más de los que no dejan de girar en el mismo entorno siempre,

Hay que cambiar a Ricardo Ferretti porque el fútbol es cíclico, no porque haya unos montoneros pidiendo su salida con mucho valor mediante falsas identidades en redes sociales, hay que destituirlo y darle un puesto en la dirección administrativa del equipo porque nos dio mucho y yo le estoy agradecido por el bien que le dio al equipo, por el campeonato, pero no da más de entrenador.

También hay que buscar un director técnico nuevo e innovador, porque si queremos que este equipo llegue a ser grande en algún momento hay que empezar ya, porque hoy no lo es. Y, sobre todo, hay que dejar de cantar canciones en el estadio diciéndose una y mil veces que soportan descenso y perder dos finales y que se autodenominan incomparables y hay que empezar a cantarle más al equipo, debatir más del funcionamiento y decisiones y debatir menos de si somos la mejor afición, de si invadirán el estadio de Chivas o el de San Luis o esas cosas que les encanta hacer. Pero todo esto, debe hacerse ya.

No generalizo.

FOTO | elsiglodetorreón.com.mx