Tigres UANL: Análisis jugador por jugador J2

968408Jornada 2 y los pupilos de Ferretti siguen reprobados en el departamento de goles a favor. Dos partidos en cero es preocupante, pero es más preocupante no haber generado más de cinco opciones de gol en 180 minutos. Tigres negoció un empate con Pachuca que deja un mal sabor de boca y las alarmas ya suenan en el seno universitario. Aquí el análisis de los jugadores.

Enrique Palos. No recuerdo una sola atajada o algún esfuerzo del arquero felino en todo el partido. Es cierto que Pachuca generó al menos tres jugadas de gol, pero afortunadamente fallaron sus definiciones. Palos tuvo una tarde tranquila.

Iván Estrada. Batalló por momentos con la velocidad de los volantes tuzos, pero con el tiempo corrigió y pudo acomodarse mejor, incluso para la segunda mitad tuvo más presencia ofensiva generando llegadas por los costados.

Hugo Ayala. Los primeros minutos fueron de incertidumbre, ya que la velocidad de los delanteros de Pachuca superó en al menos tres ocasiones a toda la defensa felina, afortunadamente no prosperaron esas oportunidades. Con el tiempo Tigres se asentó en el campo y Pachuca fue disminuyendo sus ataques, por lo que Ayala pudo controlar mejor a un Esqueda intrascendente.

Juninho. Le ganaron la espalda por velocidad, y a veces lo tomaban mal parado, todo esto en los primeros 20 minutos del partido. Con el paso del partido todos se acomodaron mejor en la cancha, haciendo que la zona defensiva se solidificara.

Jorge T. Nilo. Es extraño cuando a “Pechu” le ganan la espalda, y más si es por la velocidad de los contrarios. En la primera parte dejó mucho espacio libre para que Ayoví encontrara una pradera verde por donde transitar, ya que Burbano no tenía mucho sacrificio. Se cansó de que lo bailaran y comenzó a dar patadas innecesarias. Un partido para el olvido.

Carlos Salcido. Ya jugando como contención clavado, pero realmente se vio o en opinión personal, lo vi mejor como el líbero de la defensa. Salcido demuestra que ya no está para ser titular, intrascendente durante todo el partido, vistoso en la segunda parte solo porque Pachuca cedió la iniciativa. Falta carácter, y es notable su baja de juego.

Guido Pizarro.  De lo mejor y más profesional que presenta Tigres al momento. A veces las cosas no le salen, pero al menos intenta y juega con corazón, mete fuerte la pierna cuando debe y cuando se logró conectar con Lobos generó peligro. Tuvo el gol en la primera parte en un centro de Danilo pero su remate de cabeza lo mandó muy encima de la portería.

Darío Burbano. Personalmente, y estoy seguro que la mayoría espera un poco más de él. No sé si sea por el planteamiento, por órdenes del DT o porque aún no se logra acoplar del todo, pero no he visto ni el 30% del Burbano esmeralda que volaba por la banda y hacía lo que quería con su velocidad. Espero que mejore con el paso de las jornadas, y sobre todo que los demás le den más juego ofensivo para que despierte la fiera que es Burbano.

Danilo Verón. Primer tiempo desaparecido, segundo tiempo con más ganas que fútbol. Pequeño resumen que podría aplicar para los once que iniciaron el partido. Danilinho no es el mismo, y no se ve para cuando recupere esa intensidad para jugar por las bandas.

Lucas Lobos. D E S A P A R E C I D O totalmente del partido. El ídolo de la afición felina pide a gritos banca, igual sabemos que eso no pasará. Tigres jugó con 10 todo el partido, Lobos no pudo hacer una sola de las que intentó. ¡Un solo disparo al arco! Jugando así es imposible generar ocasiones de gol, considerando que Tigres todavía depende mucho de él.

Alan Pulido. Intentó las que tuvo pero siempre fue bien marcado por Herrera, quien nunca le dio un solo metro de espacio para que Pulido penetrara la defensa. Corrió todo el partido, le imprimió fuerza a sus embates pero simplemente sus compañeros no le dieron mejores opciones para concretar.

Cambios. Con la entrada de Damián los felinos se vieron más ofensivos, Pachuca renunció al ataque y se inclinó por los pelotazos. Damián le metió frescura y velocidad al campo, a mi parecer Damián debería ser el cambio obligado para la segunda mitad desde hace 2 años. Dueñas entró para poner orden y carácter en el medio campo, pero me parece que el cambio era por Salcido que estaba perdido en el campo. Los dos le cambiaron la cara al equipo, pero no pudieron hacer más para ganar el encuentro.