Tigres UANL: Recuento 2013 – Liderato Clausura

Tigres venía de una temporada para el olvido (Apertura 2012), donde alcanzó únicamente 21 unidades y no consiguió boleto para la liguilla, por lo que las exigencias de la afición incrementaron notablemente.

La incorporación de Emanuel Villa le cayó bien al equipo. Hizo un debut soñado, cuando en la primera jornada, le convirtiese tres tantos a la escuadra de Jaguares.

El ‘Tito’ hizo nueve tantos con la camiseta felina en su primer torneo, podríamos calificarla como buena, pero queda el registro de una lesión, que lo marginó de las canchas en al menos en cinco partidos.

El equipo ganó sus primeros cuatro partidos de manera consecutiva y no perdió hasta la jornada 14, ante Pumas. Es importante rescatar que, en el torneo regular, solamente se perdió en dos ocasiones; la otra, ante el odiado rival.

Y se reafirma, el buen paso del equipo, es acompañado por la afición. En cada partido de visita, el conjunto contó con un gran número de aficionados apoyando en la tribuna. Realmente se consiguió una armonía resaltable.

Pudiéramos pensar que no hubo lapsos de tensión, pero no es así. Tigres no impuso del todo su jerarquía en casa. En el Universitario, ganó dos partidos, empató cinco y perdió uno. Quizá peque de extremista, pero la afición quería triunfos en patio propio.

A pesar de que a lo largo del torneo, Tigres demostró ser el mejor equipo, arriesgó el liderato en la recta final. Nos veríamos obligados a ganar en el Estadio Azteca para conseguirlo (el liderato) ante el competidor directo, y así fue, la supremacía ante América continuó y el equipo ganó 2 – 0, en un juego donde se creó incertidumbre y polémica debido el boletaje para la afición visitante.

La faceta de los felinos en clásicos durante la era de Ferretti, siguió prácticamente la misma línea. No fuimos capaces de superar a Monterrey en el marcador. En torneo regular nos superaron en casa, y en cuartos, nos doblegaron con global de 2 – 1.

Pero, un liderato engalana demasiado. Es el segundo en esta tercera etapa de ‘Tuca’ al frente, tristemente en liguilla no se hizo un buen papel.

También es válido resaltar que en la campaña, se rompieron rachas negativas. No se le ganaba a Toluca en el Nemesio Diez desde el Clausura 2003 , misma situación con Cruz Azul en su estadio.

No queda más que aplaudir el hecho. Son circunstancias especiales, no sabemos con certeza si otro liderato esté cerca. Hizo que nuestras expectativas crecieran. Añorábamos el título y ser líderes nos acercó a esa realidad.

Imagen |