Tigres UANL: El equipo en el 2013

Termina un año y con esto quedan muchas reflexiones acerca de lo hecho por Tigres durante el Clausura 2013 y el Apertura 2013 recién concluidos. Estas son mis reflexiones del año:

Primero, habría que ver los números del equipo durante el clausura 2013

Posición Ganados Empatados Perdidos GF GC DIF % Efectividad
1 10 5 2 30 14 16 68%

Este fue un torneo que, en estadísticas, fue bastante bueno. La primer derrota se dio contra Pumas en la jornada 14 donde caímos 2-1, y habíamos empezado ganando con gol de Emmanuel Villa que regresaba de su primera lesión de importancia durante su estadía en el equipo, ojalá nos hubieran dicho que vendrían más de esas lesiones.

El fútbol que demostró el equipo durante ese semestre fue bueno, pero no alcanzaba como para ser un líder supremo en despliegue de balón, en números sí lo éramos. A final de cuentas, en el actual campeonato mexicano da igual si entras primero u octavo a liguilla, tienes las mismas chances gracias al gol de visitante.

La luz y sombra de ese torneo fue Villa: Luz porque comenzó con un triplete frente a Jaguares en la jornada uno y terminó siendo el goleador del equipo. Y la sombra por la lesión que lo privó de ser el líder goleador del torneo y poder ayudar a Tigres más en la instancia de liguilla.

Ahora me enfocaré en las estadísticas de Local y Visitante:

LOCAL: 14 PUNTOS

Ganados Empatados Perdidos GF GC DIF % Efectividad
3 5 1 12 7 5 51%

VISITANTE: 21 PUNTOS

Ganados Empatados Perdidos GF GC DIF % Efectividad
7 0 1 18 7 11 87%

Sin duda fue mucho mejor lo hecho fuera de casa, partidos que se nos dieron bien en la condición de visitante, pero de local, pese a tener más de la mitad de efectividad (51%) no se dejó un buen sabor de boca jugando en el Volcán. Curiosamente, este patrón de hacer valer la localía, no es cosa de un torneo, ya son varios campeonatos donde existe este problema, pero ese es tema de otro artículo para enfatizar en algunas cosas y hacerlo más extenso.

Ahora veamos los números del Clausura 2013:

CLAUSURA 2013: 25 PUNTOS

Posición Ganados Empatados Perdidos GF GC DIF % Efectividad
8 6 7 4 23 20 3 49%

En la temporada regular no se alcanzó ni la mitad de efectividad, nos quedamos con un déficit del 49%. Una baja importante si consideramos que en el semestre que comenzó en enero, se tuvo efectividad del 68%, o sea 19% de diferencia entre un torneo y el otro.

Durante el reciente clausura, había varias dudas respecto al plantel y nos cuestionábamos dónde había quedado el Tigres de los 30 goles a favor y 14 en contra, comenzamos desde la jornada dos (no se jugó la fecha uno porque América tenía muchos seleccionados) perdiendo con Pachuca en su casa. La ventaja de ganar más de visitante que de local en el primer torneo, comenzaba a perderse.

Lo mejor del torneo fue Pulido y su proceso avanzado de consolidación en el primer equipo, demostrando con goles y casi casi haciéndose ídolo por el doblete que nos llevó a ganar el clásico de la temporada regular 3-1 en casa. Lo peor del torneo fueron Damián, Villa y Lobos que, lo de Lobos y Villa lo entiendo por lesión y asuntos de la salud de un hijo, pero lo de Damián me es incomprensible. Lo único que me viene a la mente, es que ya no da.

Ahora veamos los números de local y visitante:

LOCAL: 13 PUNTOS

Ganados Empatados Perdidos GF GC DIF % Efectividad
3 4 2 15 12 3 48% 

VISITANTE: 12 PUNTOS

Ganados Empatados Perdidos GF GC DIF % Efectividad
3 3 2 8 8 0 44% 


De local se cosecharon 13 puntos y de visitante 12, esto sirvió para que la balanza se inclinara con un 48% de efectividad para los números de local contra un 44% de los números jugados de visitante.
No se puede decir que mejoró la condición de local, sino que la condición de visitante se puso tremendamente mal a comparación del Clausura 2013.

Ahora veamos los números durante todo el año natural, no futbolístico:

Posición durante el año Puntos Ganados Empatados Perdidos GF GC DIF % efectividad
3 60 16 12 6 53 34 19 58%

Tuvimos un año donde se logró más de la mitad de porcentaje de efectividad (58%), considero un número bajo y modesto para las aspiraciones que tiene el Club y Proyecto “Tigres”, considero que fue un año muy desbalanceado donde se dejaron de hacer muchas cosas entre un torneo y el otro, hubiera quedado satisfecho si, a pesar del bajo 58% de efectividad, se hubiese jugado un buen fútbol, pero no fue así. Hubo partidos muy carentes, hubo muchos juegos donde te ganaron fácil el medio campo, otros tantos donde ni siquiera las individualidades estuvieron para salvar los partidos, y esto terminó por darnos un año más sin campeonatos.

Juzgo al equipo por los números y lo mostrado en el terreno de juego, como si fuese un equipo grande, que para mí no lo es. Si mejor juzgo a Tigres como el equipo regional que siempre ha sido con escaladas tremendas entre los que siempre, POR HISTORIA, serán grandes como Cruz Azul, América, Chivas, si lo juzgo de la manera justa, creo que fue un año brutal donde se lograron el objetivo base de calificar a liguilla, incluso en un torneo se fue súper líder, se jugó bien la liguilla. La primera no se ganó por falta de contundencia y la mala suerte, y la segunda no se ganó porque no alcanzó, aunque se jugó de buena manera al fútbol aquí y en el Azteca.

Pienso que cada quien, con estos números, puede juzgar al equipo como guste: grande o regional. Cada opinión es respetada y escuchada.

FOTO | mediotiempo.com