Tigres UANL: La temporada de Danilinho

Danilinho volvió a demostrar que es un jugador bastante eficiente en cualquier zona del campo donde le sea colocado. Jugando tres posiciones a lo largo de los 19 partidos disputados del 27 de julio hasta el primero de diciembre, siguió demostrando cualidades.

A finales del Clausura 2013, Verón comenzó a jugar como doble lateral junto a Israel Jiménez. Aprovechando su capacidad de velocidad y aceleración, se le colocó en una zona del campo donde tenía bastante recuperación, doble marca y acarreo de balón hacia la zona ofensiva.

Danilinho, pese a tener funciones de lateral o carrilero, jamás abandonó sus labores de ataque.

En el esquema utilizado por Ferretti toda la temporada regular (4-2-2-1-1), quizá no pudo hacer tanto, Danilinho fue pieza clave.
La línea de centrales siempre estuvo marcada con Ayala y Juninho, por izquierda siempre tuvo la posición Torres Nilo. Pero por derecha, usaron un contención (Dueñas), para cubrir la zona. Por la naturaleza del mediocentro, este buscaba verticalidad al centro del campo y, en momentos, quedaba descuidada la zona baja derecha felina. Es ahí donde Danilinho entraba. Si bien no como un lateral nato, marcaba al jugador para darle tiempo a Ayala de tomar la posición, o al mismo Dueñas de recuperar su zona indicada.

Considero que en un esquema de línea de cinco, hubiera sido mucho más útil la vocación de ida y vuelta encomendada.
Si bien durante los dos juegos de liguilla Ferretti colocó una línea de cinco, no era la idea o lo esperado por un servidor, porque recordarán, he ya escrito sobre jugar de esa forma defensivamente. Pero yo tenía esta utopía:

alineación

Tener a Danilinho como carrilero, es lo idóneo. Dueñas como marcador derecho, Juninho libero, Ayala marcador izquierdo y Torres Nilo como carrilero por izquierdo. Dejar un solo contención, Pizarro, ha demostrado hacer las cosas bien. Tirar a Lobos como volante por derecha (recordar la buena actuación que tuvo en esa posición durante el clásico 100), Damián de forma típica por izquierda. Lugo como falso nueve llegando de atrás por el centro y Pulido como eje de ataque. Quitas a Salcido, añades a Lugo, en cuanto a hombres se refiere. Por posición, no son grandes cambios tácticos, pero sí eficientes.

Los números de Danilo Verón en el torneo recién concluido, fueron los siguientes: Jugó 19 partidos, 17 de esos fueron completos. Disputó 1,655 minutos, anotó dos goles y dio dos pases para gol.

No es elemento goleador y jamás lo ha sido, lo máximo que te da son cinco goles en una temporada, por ese lado no hay que reclamar. Jugó casi todos los minutos, después de Juninho (1,687) fue quien más jugó.

De su llega al equipo hasta estos días, ha tenido una metamorfosis de idea y posición bastante interesante. Seguramente será de los elementos que se queden en el plantel, y ojalá se le pueda seguir trabajando igual de bien como se ha hecho hasta ahora.

FOTO | mediotiempo.com