Tigres UANL: Una prueba muy complicada

Acabamos de vivir, tal vez, el mejor partido en calidad, dentro del Estadio Universitario en este torneo. León es un gran rival que ha forjado su jerarquía a base de un futbol muy balanceado y agresivo, Tigres, en cambio, se ha forjado a base del orden y la posesión del balón, dos estilos muy contrastantes que nos regalaron un gran duelo, un duelo de liguilla.

León atacó desde el comienzo del partido, haciendo gala de la compenetración del equipo que ha logrado Matosas, un equipo muy concentrado en todo momento y consciente de sus objetivos, en Tigres en cambio los estados de ánimo y de concentración son muy irregulares, tan irregulares como el torneo que han jugado y muestra tenemos a Enrique Palos, portero muy criticado en todo el torneo y que en los últimos partidos ha sido uno de los mejores hombres sobre el terreno de juego, hoy no fue la excepción, detuvo al menos cuatro goles cantados a lo largo de todo el partido, pareciera que León jamás podría anotarle al cancerbero, lamentablemente una desconcentración en un saque de banda nos costó un mano a mano del cual Palos ya no pudo salir airoso ante otro de los mejores jugadores del partido, el “Gullit” Peña.

Tigres por momentos mostró lo mejor de sí, emparejó el encuentro en volumen futbolístico y el duelo se tornó en una verdadera batalla donde por un lado un inspirado Lobos y un agrandado Pizarro comandaban el ataque que complementaban Pulido, Lugo, Danilinho y en ocasiones Salcido; por el otro lado Montes y “Gullit” apoyados desde la salida de Márquez atacaban siempre con por lo menos cinco elementos entre los cuales siempre estuvieron por las bandas Burbano y Elías, además de Boselli por el centro.

Era un hervidero el terreno de juego, Tigres se encuentra con un penal bien marcado sobre Pizarro que mientras estuvo dentro mantuvo un duelo cantado con “Gullit” en el cual ganó en la recuperación, pero “Gullit” ganó en la generación. Juninho anota impecablemente y termina el primer tiempo con un duelo muy parejo y fuerte.

En la parte complementaria esta vez “Tuca” pierde el duelo de estrategias con Matosas, especialmente en los cambios, saca a Lugo que dejó el segundo tanto de Tigres impregnado en el poste izquierdo de Yarbrough y estaba a todo en el accionar candente del duelo para meter a un Damián que no está en buen ritmo y nivel futbolístico y poco se notó en su participación en este juego.

Salió también Pizarro para refrescar la zona de recuperación por el “Gringo” Torres que si bien cumplió no pudo darle el mismo empuje ofensivo que estaba logrando el argentino, no fue una mala participación del “Gringo”, definitivamente, pero no fue mejor que la de Pizarro, el duelo estaba tan parejo que acertar en los movimientos era fundamental y “Tuca” no acertó. León no cambió, se encontró con un error de marca por el centro de la zona defensiva de Tigres, pero al recibir el gol del empate Tigres ya no contaba con argumentos ofensivos para lograr el triunfo, un gol de León en los últimos minutos parecía más probable que uno del local.

Al final de cuentas un salomónico empate, Tigres no tuvo suerte, pero el rival que se enfrentó es de lo mejor en este Apertura 2013, el 1-1 fue justo y merecido y habrá que esperar a la última jornada esperando que los resultados favorezcan a una probable calificación que, pese a todo, sigue estando al alcance de nuestro equipo, si se juega con la intensidad de hoy ante un rival como Atlas, es muy posible, si continúan en el nivel mostrado jugadores como Palos, Dueñas (a mi parecer el mejor de Tigres hoy), Torres Nilo, Pizarro, Lugo, Lobos y Pulido, es posible y si “Tuca” no se equivoca de nuevo, será un hecho.