Tigres UANL: Análisis jugador por jugador vs Tijuana

Por: Jorge Salazar

Con un partido para el olvido, Tigres saca un empate que de poco le sirve pero que lo mantiene con un último aliento en la pelea por estar en la fiesta grande. Un encuentro que tuvo dos caras, Tigres atacando pero sin contundencia frente a la desesperación de un rival que tenía que ganar si o si para poder seguir vivo en el torneo. Aquí el análisis de los jugadores.

Enrique Palos. Así como se le ha criticado cuando comete errores, hay que decir que desde el primer minuto ya nos había salvado en una jugada donde Benedetto se escapa en un mano a mano que gana Palos. Los últimos minutos fueron los más bravos con un Xolos atacando desesperadamente, y Palos afortunadamente salió en una buena noche.

Jesús Dueñas. Yendo de menos a más en el partido, pero siempre en la lucha con un Fidel Martínez que se hizo presente la mayor parte del tiempo por esa banda, muchas veces ganó, pero cuando no pudo contra él hubo peligro en el marco de Palos. Terminó saliendo de cambio por lesión casi al final del juego.

Hugo Ayala. Infame los primeros 20 minutos, donde Xolos llegó por donde quiso y como quiso, afortunadamente todos salieron con la mira desviada. Después lograron equilibrar y terminó por secar a Benedetto que tuvo una en todo el partido apenas al minuto uno. Ayala pide banca a gritos.

Juninho. Segundo partido consecutivo en donde le vuelven a ganar la espalda en jugada de contragolpe, esta vez Palos atajó bien en el fondo. Conforme pasaron los minutos, Tigres retuvo más la bola en medio campo y fue alejando a Xolos de su marco por lo que los embates de Tijuana fueron disminuyendo con el tiempo. Tuvo el gol del triunfo, desafortunadamente no logró marcar.

José Rivas. A Arriola no le dio un metro, de buen partido hasta que cometió la tontería de hacerse expulsar. Rivas es jugador de institución, pero desafortunadamente creo que ya no hay cabida para él en el club, su amor por el equipo nos ha costado ya mucho.

Carlos Salcido. De lo mejor que presentó Tigres. Ante la mala noche de Pizarro, Salcido se tuvo que fajar y tomar las riendas del medio campo felino. Trabajó perfecto en la recuperación de balones y sobre todo en constante lucha con Pellerano quien a base de faltas cortaba el juego de Tigres.

Guido Pizarro. Muchas imprecisiones, pases sencillos que entregaba al rival. Nunca se pudo meter al ritmo del juego, ayudaba en la recuperación pero en cuanto había que desdoblar al frente venían los problemas, en el último cuarto nunca pudo marcar diferencia y por eso salió de cambio.

Damián Álvarez. A partir de que tomó el balón por ahí del minuto 20 fue cuando Tigres comenzó a mejorar en el partido. Las llegadas constantes de Damián por la banda fueron de mucho peligro, incluso tuvo una clara que estrelló en Cirilo. Regresó en buena forma, lamentablemente no pudo ser el hombre que marcara la diferencia en el marcador.

Danilo Verón. Irreconocible, desastroso, incluso hasta lamentable lo que fue Danilo durante los 90 minutos. Yo ya me planteo la pregunta de si en verdad nos regresaron al Danilinho real o este es una copia mal hecha. No hubo desborde ni pase que le saliera bien, el peor partido de Danilo que le he visto. El brasileño no anda, y no es el primer partido.

Lucas Lobos. Se veía desencanchado, sin idea, entró tarde al juego y no lo culpo. Sinceramente no debió de haber jugado, o mínimo no haber iniciado el partido. Le costó el ritmo del juego, por momentos lograba engancharse pero nunca fue el referente que se necesitaba en esos momentos. Igual aprovecho para mandarle toda la fuerza y esperando que Mateo y su familia salgan de esta bien librados. Fuerza Lobos.

Alán Pulido. El que más cerca estuvo del gol. Dos remates de cabeza que se quedaron a nada de entrar pero Cirilo no lo dejó. Movilidad y garra no le fallan a cada partido, pero jugando solo poco se puede hacer. Quedó en fuera de juego muchas veces por la falta de agilidad mental de sus compañeros, jugadas que pudieron haber terminado en gol. Será para la siguiente.

Cambios. Con la entrada de “Gringo” Torres el equipo pudo recuperar la media cancha que Salcido peleaba solo contra Pellerano y Arce, le dio movilidad al balón pero sin mucha profundidad. Zamora ingresa con la expulsión de Rivas y creo que este cambio fue un desperdicio, Xolos se fue al ataque pero nunca pudo tener la claridad de concretar. Acosta entró faltando dos minutos, pero ya nada pudo hacer.

 

Imagen | Mediotiempo.com