Tigres UANL: Poco futbol, puntos de oro

Por: Jorge Salzar (@Jorgee09)

Tigres vuelve a la senda del triunfo pero sigue dejando dudas en cuanto a funcionamiento colectivo. El sábado Tigres consigue tres puntos que son oxígeno puro para las aspiraciones que pueda tener Tigres rumbo a la liguilla.

Con los resultados que se dieron esta jornada los felinos todavía están lejos pero con posibilidades de calificar, la victoria del sábado es muy importante porque se pone a pocos puntos del octavo lugar que es Jaguares.

Al parecer, o al menos los primeros minutos dio la impresión de que al equipo le sirvió el descanso que les otorgó Ferretti, porque el once que mandó Tuca salió con todo a jugar. Los primeros minutos fueron totalmente de Tigres, incluso antes de los primeros 10 de juego, Tigres ya había tenido al menos dos jugadas de peligro.

Después del gol de Pulido, el equipo se empezó a caer. Tenían la posesión del balón, pero como ya es costumbre, ese dominio de poco sirve porque Tigres abusa de los pases laterales y cortitos. Nunca hay profundidad de juego, ni alguien que ponga un cambio de ritmo al partido.

Lobos inició con muchas ganas de demostrar que haberlo convocado y no ponerlo a jugar fue un error. Los primeros minutos del equipo fueron intensos y entretenidos, pero con el paso de los minutos la chispa se fue extinguiendo.

Muchos nos fuimos con la finta de que sería un partido fácil, pero recordamos después que así son los inicios de Tigres, intensos y de mucha llegada. Fueron al menos 40 minutos entre el primer y segundo tiempo en los que Tigres no generó nada. Pequeñas aproximaciones de Lobos, Pulido o Danilo, pero que se quedaban en eso.

No hay que engañarse, el resultado es muy positivo, pero hay que ver en qué circunstancias se da. Atlante no se puede tomar como un verdadero parámetro para decir si Tigres tuvo mejoría o no. Al Atlante se le tenía que ganar sí o sí, y el marcador no nos debe de sorprender porque en el papel los felinos son ampliamente superiores.

Los únicos culpables de que se haya batallado tanto contra un equipo que no mostró nada durante casi 80 minutos son los jugadores. Tal vez el sistema de Ferretti esté trillado y ya no sorprenda a nadie, pero también hay que decir que los 11 que están en el campo son responsables de que este sistema pueda funcionar, y a veces no se hace lo que se tiene que hacer.

Sé que cuando ustedes lean esto tendrán su propia opinión de lo que vieron el sábado, yo no intento cambiar eso, pero tengamos en cuenta todos que jugando así no se puede aspirar a nada, afortunadamente nuestra liga es mediocre y nos permite con un poquito de esfuerzo llegar a la liguilla.

Esto ya no se trata de si somos “Tuquistas” o “Anti-Tucas”, esto ya es por orgullo propio de jugadores e institución. El barco ya trae agua y no se ve como se pueda mejorar, tiene que haber cambios a la de ya, después será muy tarde y como ejemplos tenemos a los mismos Tigres del 2010 hacia atrás, y por supuesto a la mismísima Selección Mexicana.

Este resultado puede ser benéfico solo si el viernes se sale a jugar con todo y se le gana a Xolos, de otra forma nos podemos ir despidiendo del torneo.

Imagen | Mediotiempo.com

Comentarios

  1. Sergio Javier Estrada dice:

    Lo cierto es que incluso el buen desempeño de los jugadores es responsabilidad del técnico, hay suficiente plantel, ¡el mejor de México!, se ha criticado mucho a Ferreti, a mí me sigue pareciendo el mejor técnico del país, pero como todo en el fútbol, tiene sus altibajos, esta temporada no se nos han dado las cosas pero aún se puede nivelar el barco, ojalá Tuca aprenda que encimando a las defensas rivales, tocándoles el balón de lado a lado no hacemos más que compactar esas defensas, cerrar espacios y ser vulnerables a los contragolpes, le hace falta autocrítica a nuestro entrenador porque de que sabe, ¡sabe!