Tigres UANL 3-1 Atlante: Siguen vivas las esperanzas de liguilla

A pesar de no dar un buen partido, Tigres venció 3-1 al Atlante y aún se mantiene en la lucha de un lugar en la liguilla de este Apertura 2013. Un doblete de Pulido y otro de Danilinho le dieron al equipo un resultado importante y tres puntos valiosos.

De entrada la novedad fue la primera titularidad de Lugo, acomodándose en el lugar que normalmente lo hace Damián. Recordar que Álvarez y Villa se perdieron el partido por lesión. La alineación fue: Palos, Dueñas, Juninho, Ayala, Torres Nilo, Salcido, Pizarro, Lugo, Danilinho, Lobos y Pulido.

Atlante llegó a este encuentro con seis derrotas en seis partidos jugados como visitante y siendo el peor visitante. Además contó con Fonseca, quien fue blanco de abucheos en todo momento por la afición felina.

Tigres arrancó teniendo el balón y buscando el arco de Gutiérrez. Esa intensidad y posesión rápidamente le tuvieron recompensa a los felinos. Al 17′ apareció Lobos dentro del área por derecha y sacó disparo cruzado, mismo que Yosgart detuvo pero dejó el rechace por el centro, mismo que Pulido alcanzó a empujar al fondo de las redes. Hasta ahí era todo de Tigres.

Al 20′ salió Torres Nilo de cambio debido a una lesión. El lateral jugó todo el partido el martes en Costa Rica y quizás haya resentido algo en lo muscular. Igual hay que esperar a ver el reporte médico. En su lugar entró Rivas para acomodarse por izquierda.

Con el paso de los minutos, Tigres cedió en intensidad y empezó Atlante a tener más el balón, aunque sin mucho que preocupar. De igual forma, Yosgart apareció bien en dos ocasiones para evitar el gol de Pulido, en la otra más clara de los felinos.

Todo parecía controlado, hasta que un mal despeje de Palos, tomó mal parada a la defensa y apareció Erviti para clarearlo desde fuera del área al 43′, aprovechando que estaba adelantado. Igual decir que los centrales se vieron mal, ya que el argentino les ganó con facilidad. Así terminaría el primer tiempo.

Ya con el empate, los azulgranas salieron el segundo tiempo a defender su ventaja. Tigres intentó en los primeros minutos pero ya no pudo llegar con mucha claridad al arco de Yosgart, quien apareció de gran forma para desviar un tiro lejano de Salcido.

Así fueron pasando los minutos y ni la entrada de Pacheco y Acosta pudieron mejorar mucho al equipo. Cuando parecía que todo acababa con otro decepcionante resultado, el arquero atlantista salió de pésima forma y Pulido anticipó de cabeza para poner el 2-1 al 88′.

Ya con un Atlante descompuesto, apareció Danilinho al 93′ para poner el último clavo en el ataud. Pase filtrado para el brasileño, quien definió de gran forma por encima de Yosgart.

De cualquier forma hay que decir que fue una actuación muy pobre, sobretodo en el segundo tiempo y que se abrió el partido gracias a un error del rival. Esto no es culpa de Tigres y quizás este gol pueda ser parteaguas para un repunte del equipo en el torneo. Lo cierto es que hay que mejorar mucho para poder aspirar a grandes cosas. Por ahora lo importante son los tres puntos y todavía la esperanza de poder alcanzar la liguilla.

Foto Cancha