Tigres UANL: Tres años de fracasos

Por: Rubén Gutiérrez (@rbngutierrez)

Es realmente increíble como este equipo junto con su mediocre técnico y directiva no se cansan de cosechar fracasos. Hasta hace poco en una de mis columnas, mencionaba la importancia de ganar todas las competencias en las que participará el equipo sin demeritar ni desechar ningún torneo por la jerarquía o importancia que tengan a nivel nacional o internacional. Esta columna no la voy a dedicar al clásico de copa ni mucho menos al terrible partido del sábado contra Toluca, esta columna va dedicada a hacer un balance general de lo que ha sido estos tres años en los que muchas personas enaltecen la gestión de Rodríguez, Garza y Ferreti en donde francamente su trabajo ha quedado a deber bastante.

Primero que nada es indispensable hacer una lista de lo que han sido los éxitos y los fracasos de este equipo para poder darle una correcta dimensión a la situación que atraviesa actualmente esta institución.

Éxitos Fracasos
–          Campeón Apertura 2011 –          No logró clasificar a la liguilla del torneo Apertura 2010-          Eliminado de la liguilla del torneo Clausura 2011 a manos de las Chivas (8vo. Lugar)

–          Deshecho la Pre Libertadores vs. la Unión Española

–          Eliminado de la liguilla del torneo Clausura 2012 a manos del Santos.

–          No logró clasificar a la liguilla del torneo Apertura 2012

–          Deshechó la Concachampions vs. Seattle Sounders

–          Eliminado de la liguilla del torneo Clausura 2013 a manos de los Rayados (9 lugar)

–          Eliminados en los cuartos de final de la Copa Mx 2013 a manos de los Rayados

–          Prácticamente eliminados del torneo Apertura 2013

Cabe mencionar que sería bastante mediocre de mi parte poner como éxitos los superlideratos obtenidos en los torneos Clausura 2011, Clausura 2013 y los primeros lugares de la porcentual por que francamente de eso nadie se acuerda y nunca vi que al equipo le hayan otorgado algún trofeo o reconocimiento por haber obtenido los lideratos y primeros lugares de la porcentual y es un verdadero consuelo de tontos mencionar este tipo de “logros”.

Hoy la estadística te dicta que estos tres años en los que Ferreti, Rodríguez y Garza han estado al frente del equipo han sido un verdadero y rotundo fracaso que para su fortuna han logrado disfrazar con el título del 2011 y que mucha gente sigue poniendo como pretexto para que no existan cambios radicales en este plantel.

Es muy cierto que este equipo venia de etapas bastantes obscuras en donde técnicos como Gallego, Trejo, Carrillo hicieron lo que quisieron, que directivos como Luri, Borja y Martínez deshicieron al equipo y que jugadores como Restrepo, Saritama y Zarate hacían del equipo una verdadera burla a nivel nacional e internacional. Pero a todo esto también es importante mencionar que la afición tiene la culpa, porque así como soporto 29 años de mediocridad de su equipo, también es cierto que esta afición aparte de ser muy tolerante, con cualquier cosa se conforma. Yo veo en los comentarios de muchas personas que fácilmente pueden durar otros 29 años sin ganar nada y van a seguir aplaudiéndole al equipo y eso es uno de los principales errores como aficionados, no exigimos en nada al equipo y creen que por que al final de cada juego gritan “Tigres, Tigres, Tigres” ya los jugadores y cuerpo técnico van a enderezar el rumbo, con esto lo único que hacemos es hacerle más daño al equipo e incitar más a la mediocridad que tanto ha caracterizado a esta institución.

Hoy por hoy los créditos de Ferreti se acabaron por que si después de ver todos los fracasos que ha cosechado con esta institución no se piensa en un cambio, pues solo basta saber que tenemos a un técnico sumamente mediocre que definitivamente no es un técnico ganador por que en sus más de 20 años de carrera solo ha cosechado tres títulos de liga (Chivas, Pumas y Tigres) lo que nos habla de que es una persona que no se distingue por ser un ganador y ganadores es lo que necesita el equipo en estos momentos.

La directiva, Rodríguez y Garza son tan culpables como lo es Ferreti de la extensa lista de fracasos, estos hombres le han dado todas las libertades a Ricardo de que maneje el equipo a su antojo y que haga con los jugadores lo que le plazca, pues aquí están los resultados, el señor hace lo que quiere, no hay un cambio en la idea de juego, no hay competencia interna, los jugadores están estancados y la desesperación abunda cada vez más en este plantel. En estos tres años, no he visto una sola vez que Rodríguez y Garza le pongan presión y le exijan a Ferreti resultados a la altura de la institución y su afición, por el contrario, lo han respaldado en cuanta idiotez ha hecho y no salimos de las ridículas y trilladas declaraciones de Rodríguez donde siempre promete que vamos a ganar el clásico, que vamos a calificar y que vamos a ser campeones, al señor le termina saliendo el tiro por la culata siempre.

Es momento de que ya la afición abra los ojos, dejemos de alentar la mediocridad y le exijamos a este equipo resultados. Es cierto que por la bella relación que existe entre cuerpo técnico y directiva difícilmente habrá cambios al término el torneo y esto es una razón más para subir la barra y ser mucho más exigentes con el cuerpo técnico. Ferreti ha perdido todo mi apoyo y este señor de mi parte no se va a ganar un aplauso hasta que no lo vea levantar un título de liga nuevamente.

El técnico y la directiva han resultado ser verdaderamente “Incomparables” por su parte Ferreti ha resultado ser incomparable para desechar torneos y fracasar una y otra vez con este equipo y la directiva ha sido realmente incomparable para hacer anuncios, vender camisas y vender y subir precios de los abonos, pero mi pregunta es: ¿Cuándo vamos a ser incomparables para ganar títulos a nivel nacional e internacional?

PD. Si después de todo esto usted como aficionado no considera que ha sido un verdadero fracaso estos tres años y que se requiere un cambio en la dirección técnica y en el equipo, lo felicito, es usted un verdadero masoquista que le gusta sufrir de forma incomparable.

Foto | Televisa