Tigres UANL: Dos equipos diferentes

Escrito por Magaly Pinal

Esta semana que acabó vimos a dos Tigres diferentes. Nuestros Tigres ambos, como gemelos, parecidos por fuera, pero completamente distintos en su carácter por dentro.

Y sí, sé que muchos van a diferir conmigo en lo que aquí voy a opinar, pero finalmente es una opinión de alguien que esperaba mucho más de Tigres en esta fase, ya en la tercera etapa del torneo, y a una semana para arrancar el último cuarto del mismo.

Ya estamos prácticamente casi del otro lado del torneo, sin estar en él, teórica y realmente entre los clasificados y peligrando a la Liguilla.

MontelongoFotoAhí es dónde empiezan los reclamos hacia el Tuca, hacia los jugadores por su falta de entrega, sus constantes fallas a la hora de golear, se exacerba la desesperación y se acelera la exigencia hacia el Club Tigres, y en consecuencia todo lo que hace que no esté relacionado al futbol meramente. (Se les critica que muchas tiendas, muchas promociones o eventos, y lo importante sigue por los suelos).

Y para no variar, el partido del sábado contra Puebla fue pan con lo mismo. Incluso Tuca dijo algo parecido, que bailaríamos el mismo disco.  Y la verdad, pues muy honesto el DT, pero para los oídos de los aficionados, al menos para mí, me pareció un tanto cínico.

Y yo que llegué a mi lugar en el estadio diciéndole a mi amigo Lalo: Esta va a ser goleada. Fácil les metemos unos 4 o 5 a 0  ¡Y tómala!  Ni siquiera esa cantidad de llegadas pudimos tener.

El partido el primer tiempo soso, aburrido y hasta de bostezo. Las únicas oportunidades de gol las desperdiciamos, y la mala suerte al pegar en los postes y por fuera de los postes acabó con nuestros muy limitados acercamientos al área chica.

El encierro de los poblanos era evidente: 5 atrás, 4 en medio y 2 apenas adelante que no hacían nada, más que irse a defender también porque se aburrían esperando balón.

Y mis Tigres como siempre, bonitos ellos, dominando el balón, pero al toque toque toque que si bien ha funcionado en algunos tiempos, ahora se requiere modificar por otro tipo de jugadas más agresivas,  tiros de larga, de media distancia, hay que arriesgarse cuando no te dejan llegar y te tapan cualquier posibilidad.

Y lo peor y más increíble, que desperdiciamos gente muy alta como Torres Nilo, que es de los más altos junto con Hugo Ayala en la cancha, al dejarlo fuera del área chica en los tiros de esquina.

Y si bien sabemos que el Pechu no es un goleador nato, pero podríamos aprovechar su estatura a nuestro favor. Lo vi varias veces fuera del área chica en los tiros de esquina. ¡Y luego dicen que el Tuca no les prohíbe nada!  ¡Ja! Esto es algo que justamente a Torres Nilo no se le permite, y ayer lo comprobamos una vez más.  Si no, ¿cómo se lo explica uno? Y más en las condiciones del sábado.

Todo por un estilo de juego que ya está caducando, que muchos critican, que tantos otros ya pedimos a gritos modificar. Y es que sí, ya sabemos que se están haciendo los cambios que queremos, a Pulido, a Pizarro, pero a Lugo también lo ocupábamos adentro los últimos 20 minutos del juego y no se hizo. Y aún así, ya vimos que los cambios no bastan, no bastaron, no en este partido.

En la CopaMX toda va mejorando, poco a poco, vamos para arriba y esta semana dieron un juegazo que todos salimos muy contentos del Volcán, por la trapeada que le devolvimos al Club Santos Laguna.

Pero no solo podemos culpar al Tuca, sino también a los jugadores por la falta de contundencia contra Puebla, y a la falta de táctica de todos en el Club porque sí, mucha lana, mucha imagen, pero pocos, muy pocos resultados en el futbol.

Ni hablar… hay que seguir apoyando y ahí estaremos, llueva, truene y caiga quien caiga.

¡Vamos Tigres!

Imagen | Montelongo