Tigres UANL: Análisis jugador por jugador

Escrito por: Jorge Salazar

Tigres sumó un punto pero deja ir dos a la basura. Un juego infumable para muchos, ante un Puebla que dejó jugar pero que no dio facilidades para que Tigres, con una pobre actuación, no les pudiera hacer daño. Los felinos siguen fuera de clasificación y ya peligra la liguilla. Aquí el análisis de los jugadores.

Enrique Palos. De lo mejor que presentó Tigres en este partido. Prácticamente solo tuvo dos o tres intervenciones de buen nivel y eso fue todo lo que pasó por su marco. Puebla se dedicó a no dejar que Tigres les hiciera daño, con ligeras aproximaciones, pero sin llegar con claridad al marco de Palos que colgó su segundo cero consecutivo en el torneo.

Jesús Dueñas. ¡Cuidado con Dueñas! A pesar de que no es su posición, ha entregado muy buenas actuaciones y yo no dudaría que se pueda afianzar en esa posición, aun y que Jiménez ya esté disponible. Sabe defender pero ataca mejor, no regala espacios y su marca es férrea con el rival. Ganó la mayoría de los duelos sin recurrir a la falta. Bien por el canterano felino, que sin duda comienza a hacer ruido.

Hugo Ayala. Sin complicarse, nos dejó un partido bien a secas. Como lo comenté, tampoco Puebla hizo mucho por atacar, así que las pocas intervenciones que tuvo las resolvió de buena manera. Por la segunda mitad tuvo el gol en sus manos, derivado de un cobro de esquina y su remate salió sin fuerza a las manos del portero.

Juninho. Partido limpio y regular. Defendió bien el marco de Tigres y en ocasiones tomó la iniciativa para salir con el balón desde el fondo hasta más allá de medio campo, pero sin trascender. En este encuentro no tuvo la fortuna de encontrarse con el gol, pero su tarea principal de defender fue bien resuelta.

Jorge T. Nilo. Con algunas incorporaciones llegando a línea de fondo y provocando faltas a pocos metros fuera del área rival. Corrió durante los 90 minutos y detuvo bien los pocos embates poblanos que llegaban por la banda izquierda, haciendo numerosos recorridos largos que no afectaron su rendimiento dentro de la cancha.

Manuel Viniegra. Sin proyección hacia el frente, muy anclado en medio campo y perdiendo balones fáciles. Muy discreto partido del canterano que jugó en sustitución del suspendido Carlos Salcido. Le faltó mucha movilidad e inteligencia para dar pases a sus compañeros.

José Torres. Con un poco más de ambición que su compañero, pero de igual forma muy poco trascendente, falto de chispa para dar ese cambio de juego al compañero o pase con ventaja. En su función como contención de salida se vio chato, algunas veces logró hacer conexión con Lobos pero no paso de ahí.

Damián Álvarez. Corrió, luchó, dribló, pero nunca pudo hacer más. En muchas ocasiones, teniendo la banda libre, prefirió ir al centro y ahí se ahogaba la jugada. También perdió muchos balones a la hora de hacer una segunda jugada que era innecesaria. Tuvo una de peligro donde saca un disparo pegado al poste que pudo haber sido gol, pero nada más.

Danilo Verón. Sin profundidad, muy retrasado y para variar, tuvo muy pocas veces el balón en sus pies. Cabe decir que Danilo anda en una racha de partidos donde sus participaciones no brillan como en otros partidos, le falta creatividad al hacer las jugadas en la última zona, por no decir que a veces prefiere no hacer la jugada y tocar retrasado.

Lucas Lobos. El que por momentos más intentaba, salió motivado los primeros minutos pero con el paso del tiempo se fue apagando, más que nada porque sus compañeros tampoco lo ayudaron mucho. Como creador, siempre intentó tener la iniciativa pero tampoco salió mucha chispa de sus botines. El partido estaba para que la individualidad de Lobos saliera a flote y al final todos nos quedamos con las ganas.

Alán Pulido. Corrió muchos metros, dentro y fuera del área. Por lapsos se veía desesperado porque no le servían balones y tenía que salir a veces hasta medio campo. En ninguna ocasión pudo ingresar al área con balón dominado, casi siempre recibió de espalda y muy lejos del marco. Tuvo una y su disparo salió apenas desviado, y eso fue todo.

Cambios. Para el segundo tiempo, Villa ingresó al campo, pero poco pudo hacer ya que la inoperancia de Tigres venía desde el medio campo. Por ese problema fue que Ferretti le dio minutos a Pizarro, pero el partido ya estaba decidido. Tigres no tuvo la paciencia ni la inteligencia para descifrar el parado defensivo de Puebla en su propia casa.

Imagen | Cancha.com