Tigres UANL: Análizando Tigres 1-2 Morelia

La calidad de fútbol mostrada ante Pachuca el sábado pasado, disminuyó este miércoles cuando Tigres enfrentó a Morelia de local. Esto pudo ser influido por el buen accionar del equipo purépecha en medio campo y siendo letal aprovechando los errores de los felinos.

Tigres saltó al campo con un planteamiento habitual:

Un 4-2-2-1-1 que hemos podido ver en las últimas temporadas. Normalmente Ferretti es de esos entrenadores que logra que el rival se adapte al fútbol desplegado por su equipo, y le es muy difícil a Ferretti adaptarse al juego del rival.
Desde el principio que vimos a Montero contra Querétaro, y la semana pasada ante Toluca donde anotó tres goles, supimos que la banda derecha de Tigres sería imperativo ser bien cubierta, defendida. Y cuidando las pasadas del lateral o contención con salida moreliano.

En análisis de partidos de temporadas pasadas, yo resaltaba que Tigres tenía la capacidad de acomodar a sus hombres dentro del campo según las características del juego, y que el técnico rival tenía que usar sus tres cambios para adaptar su estilo de fútbol al de Tigres. El miércoles, por lesión, en el primer tiempo se salieron Villa y Jiménez por lesión. Ingresó Pulido por Emmanuel y Pizarro (al iniciar al segundo tiempo). Qué mala suerte, ¿no?

Cubrí el partido para nuestra cuenta en Twitter (@solotigres) y leí un tuit que se decía algo como: Cambia Ferretti su forma de jugar o lo cambiamos a él. ¿El fútbol se perdió tácticamente? Sí. ¿El partido se perdió en el despliegue de fútbol? Sí. ¿En posesión de balón se perdió? No. ¿Tigres tiró más? Sí. ¿Tigres se equivocó más? Sí.

Se tuvo más posesión de balón, solo en el primer tiempo se tuvo el esférico 57% de los 45 minutos (aproximadamente 25´mintutos de posesión de balón) esto es excelente, pero ¿qué se logró? Nada. A los nueve minutos, Danilinho puso un tiro justo al lado de la portería, le pegó a la publicidad de la Liga Bancomer MX (seguro fue una venganza en nombre de todos los clubes por las multas impuestas) y hay que parar de contar.

Posesión, errores en la salida, fútbol menor que el hecho del rival, un planteamiento táctico similar al de siempre. ¿Necesaria la salida de Ricardo? Yo creo que no. Pese a lo mostrado en el funcionamiento táctico, los jugadores tienen una gran culpa. En lo táctico, el otro técnico también juega. ¡Qué buen ajedrecista ofensivo es Carlos Bustos! Difícil ganarle. Sea el equipo que sea. Toluca pudo, es verdad. En último minuto les hicieron el gol.

En cada sistema de todos los equipos, siempre se cuenta con la genialidad. Esas genialidades que hace mucho no le vemos a Damián por la banda, esas genialidades que se le absorbieron a Danilinho cuando se le dio una tarea de defender  ofender, todo por no buscar otro lateral que rinda, o que al menos sea constante.
Ojalá Pizarro de genialidades, aunque sea en pases filtrados. Esos pases que rompen esquemas.

Para detener a Montero, se necesitaba poner una línea de cinco y dejar un contención, algo así:

Club Universitario de Nuevo León 5-3-2 football formation

Danilinho como habitual lateral derecho, intentando poner a Jiménez en una triple central, para ser secundado por Ayala en la doble o triple marca a Montero, haciendo que Juninho y Dueñas o Salcido(ya bajando de la contención) para marcar dentro del área a Mancilla y Aldo Leao, y alguno de esos dos quedando afuera del área para el rebote, con Torres Nilo listo también para la recuperación y darle salida al equipo, y para esto Damián y Lobos también tenían que bajar mucho más a medio campo para intentar la recuperación del balón a esperar que Danilinho corra la banda viniendo desde la lateral derecha. Y debido a la baja a medio campo de Lobos y Damián para el intento de recuperación, Villa tiene que bajar también. Imposible que quede de punta, o queda en fuera de lugar por la presión del rival o queda seco, totalmente sin balones. Qué difícil ofender cuando tienes que defender por un jugador como Montero.

Se hicieron tres de Tigres: Pulido por Villa (lesión), Jiménez por Pizarro (lesión) y Lugo por Dueñas. Y el partido terminó formándose así:

Lugo de lateral derecho y Pizarro jugando con Salcido como no había jugado. Yo sé bien que todo jugador debe adaptarse poco a poco, falló los dos primeros pases, pero dio uno filtrado preciso para Pulido que pudo ser oportunidad de gol.
Damián por fin puso un buen centro, Lobos no sé dónde estaba, Danilinho tenía pensamientos de pelea y no de fútbol, Lugo quería y quería y no podía, Pulido aprovechó el centro bueno y único de Damián, Pizarro intentaba, Salcido fallaba en la salida, incluso después de perder el balón una ocasión, este agachó la cabeza y el torso mientras que el rival ya tenía el balón. Sí, siente impotencia, siente que erró, a todos los que hemos jugado fútbol hasta de la forma más amateur posible, hemos perdido el balón, ¡pero vamos con todo para recuperarlo!

En estadísticas: Tigres tuvo cinco tiros a gol, Morelia tuvo tres. Tigres cayó dos veces en fuera de lugar, Morelia tres. Tigres cometió 14 faltas, Morelia solo siete.

Fue un partido muy malo, uno que quisiéramos olvidar. Los puntos valen igual que principio y al final del torneo. Tigres levantará, hay muchos argumentos para decir esto, pero sobre todo hay fe el equipo.